Escucha esta nota aquí

En los siete primeros meses de esta gestión, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) registró a escala nacional un total de 22.500 denuncias en delitos de violencia contra las mujeres. “De esta cifra, casi el 50% de los casos se han dado en Santa Cruz”, explicó el director nacional de esa repartición policial, Miguel Mercado.

Las denuncias de violencia contra las féminas implican desde agresiones sicológicas y físicas, hasta abuso sexual, violación, feminicidio y otros. Mercado agregó que llama la atención que del total de delitos que tienen que ver específicamente con agresiones sexuales, el 73% corresponde a Santa Cruz. Otro dato es que el 5% de las víctimas son personas de la tercera edad y niños.

Entre los últimos casos en Santa Cruz causó alarma el de un joven jornalero que en el distrito de Montero Hoyos intentó abusar de una mujer de 45 años con discapacidad auditiva y del habla, y que además golpeó a la madre de la víctima, de 78 años, al punto de dejarla prácticamente con muerte cerebral, según informe de la Felcv.

Es así que, en el contexto de que la violencia contra las mujeres, junto a los accidentes de tránsito, presenta los mayores índices de inseguridad en el país, en marzo se decretó la creación del Sistema de Registro y Alerta Inmediata Adela Zamudio, que, entre otras medidas, establece la aplicación de un ‘botón de pánico’ a las mujeres que se encuentren con mayor nivel de riesgo de ser agredidas o de ser víctimas de feminicidio.

En tal sentido, su implementación ya se ha iniciado en La Paz y Cochabamba. Ayer, Mercado señaló que se empezará a coordinar con todas las instituciones que están involucradas en esta temática, para impulsar su aplicación en Santa Cruz.

Según el informe Situación de las Mujeres en Bolivia 2019 (publicado por la Coordinadora de la Mujer), de 113.269 denuncias de violencia contra las féminas procesadas entre 2015 y 2018, solo 1.284 recibieron conclusión condenatoria, o sea el 1,13% de los casos.

En cuanto a los feminicidios, 220 casos tuvieron condena, 324 están en proceso y 11 fueron ‘recalificados o anulados’.

¿En qué consiste el sistema?

El sistema informático permite realizar seguimiento de cada uno de los casos desde que la víctima acude a la Felcv para formular su denuncia. Allí se le hará una valoración especial y, a quienes se considere que corren mayor riesgo de ser agredidas, se les instalará una aplicación del sistema en su celular.

Esa ‘app’ es el denominado botón de pánico, que puede ser activado por la denunciante cuando se sienta en riesgo. Al activarse, la Felcv deberá enviar de inmediato un equipo de reacción para asistir a la víctima. En caso de que el hecho se registre en una zona rural o alejada de la capital serán las unidades policiales más próximas las que deberán tener listo el personal para acudir.

La voz de las instituciones

Para Miriam Suárez, directora de la Casa de la Mujer, en la aplicación del decreto Adela Zamudio, además del botón de pánico también son importantes las otras medidas, como la capacitación de los uniformados y la inamovilidad de estos, es decir, que no transfieran a la gente capacitada a otras unidades obligando a ‘empezar de cero’ con otros agentes.

“El personal policial debe estar capacitado e informado sobre las normativas, además de lograr un nivel de coordinación con las instituciones que trabajamos en el tema de prevención”, dijo.

Señaló que esta semana en la Casa de la Mujer se ha dado capacitación a los agentes de la Felcv y señaló que depende del buen servicio que preste la Policía para que la ciudadanía recupere la confianza en esa institución.

“Las víctimas deben beneficiarse con servidores públicos que comprendan su situación y se pongan ‘en sus zapatos’ para darle un mejor servicio”, agregó.

Lidia Lozano, directora de Género de la Gobernación de Santa Cruz, señaló que aún no han sido convocados a reunión, pero señaló que ya han tenido acercamientos de coordinación previa con el director departamental de la Felcv, Paúl Saavedra, para fortalecerse en el conocimiento mutuo de sus programas.

Como Gobernación, señaló, tienen el programa de atención a la mujer y a la familia, que consiste en capacitaciones en prevención contra la violencia a las mujeres en unidades educativas, universidades e incluso, ya, en 21 empresas donde se sensibiliza sobre la Ley 348 para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia. Este programa se complementa con la casa de acogida, que cuenta con un equipo de profesionales de distintas disciplinas.

Fiscalía

El Ministerio Público realizó en Cochabamba el primer encuentro de fiscales departamentales con el propósito de reforzar la lucha contra la violencia hacia mujeres, niñas, niños y adolescentes.

En el documento suscrito por los nueve fiscales departamentales destaca la prioridad en la investigación de todo hecho de feminicidio; fortalecer las fiscalías especializadas en delitos de violencia sexual; exhortar al Órgano Judicial a que priorice las causas de feminicidio; además de la creación de la Unidad de Análisis Especializada en Delitos de Violencia Sexual y en Razón de Género en los nueve departamentos.

Tags

Comentarios