Escucha esta nota aquí

Por: Juan Carlos Fortún V.

Los distritos municipales con más población en Santa Cruz de la Sierra, como el Plan Tres Mil, Villa Primero de Mayo y Pampa de la Isla están afectados por la disminución de los recursos económicos debido a la falta de encuestas intercensales y sus reajustes. En la Alcaldía capitalina aseguran que la reasignación de recursos solo será posible con la realización del Censo Nacional de Población y Vivienda en 2022.

Según las autoridades de la capital cruceña, la deuda con los distritos de la ciudad es cercana a los Bs 2.000 millones. De acuerdo con los datos del censo de 2012, Santa Cruz de la Sierra contaba con una población de 1.454.539 habitantes. Sin embargo, las proyecciones para el 2022 indican que tendría 1.903.398 personas, los que significa un aumento de 448.859 habitantes en 10 años.

El secretario municipal de Fortalecimiento Institucional y Autonomías de la Alcaldía, José Luis Santistevan, recordó que la no realización de los estudios intercensales, en los últimos nueve años, ha dejado una deuda por concepto de coparticipación tributaria en el municipio cruceño por el orden de los casi Bs 2.000 millones, pero podrá aumentar en caso de que no haya censo.

Santistevan detalló el desfase que existe en la distribución de recursos a los distritos más populosos de la ciudad. En el caso del Plan Tres Mil, la deuda alcanza los Bs 250 millones. En Pampa de la Isla, el monto está por los Bs 229 millones, mientras que en la Villa Primero de Mayo hay un déficit de Bs 215 millones. En Nuevo Palmar (distrito 12) son Bs 188 millones.

A su vez, Santistevan, hizo énfasis en que la administración de estos recursos, por la coparticipación popular, corresponden a la ejecución de proyectos y programas, pero de ninguna manera se pueden destinar a gastos corrientes ni pago de personal. “Preocupa que miles de ciudadanos, que engrosan estos distritos populosos, no estén recibiendo estos recursos que están comprometidos para la salud y educación”, dijo Santistevan

El secretario de Autonomías resaltó que para la distribución de los distritos se haya incluido a los distritos indígenas: ayoreos, chiquitanos y guaraníes, a quienes se les adeuda Bs 33 millones, y a las comunidades de Paurito y Montero Hoyos, con una deuda pendiente de Bs 7 millones.

Otras perdidas

El vicerrector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Osvaldo Ulloa, afirmó que la estatal cuenta con estudios en los que se establece que el número de habitantes en el departamento supera los tres millones.

“Tomando en cuenta esos parámetros de población, Santa Cruz debería recibir anualmente un total de Bs 800 millones, pero esta suma se perdería si es que continúan demorando el censo”.

Ulloa resaltó que estos recursos económicos son importantes para el sistema educativo universitario porque, en la actualidad, todas las instituciones atraviesan una situación difícil.

Por su lado, el segundo vicepresidente del Comité Cívico, Stello Cochamanidis, dijo que con la realización del censo no solo se busca el beneficio de Santa Cruz, sino de toda Bolivia para que se sepa cómo están viviendo y cuál es su proyección como país.

“Tenemos que saber, por ejemplo, si en los cantones alejados ya cuentan con baños de materiales o si siguen ocupando una poza, o si en un domicilio hay una o dos familias. Por eso el censo nos va a mostrar la realidad y en base a eso debemos trabajar a futuro”, destacó el cívico.


Comentarios