Escucha esta nota aquí

Desde tempranas horas de la mañana, comerciantes de la Feria Barrio Lindo y de los diferentes mercados atienden a la población, mientras el transporte público y privado transita con normalidad por las calles de la ciudad. Este miércoles, luego de 9 días de paro, Santa Cruz de la Sierra recupera su ritmo habitual  de actividades. Las calles lucen despejadas, pero en algunas vías aún quedan piedras, llantas, palos y otros elementos que utilizaron los vecinos para bloquear las vías. 

El martes, cuando faltaban unos minutos para las 21:30, el presidente cívico, Rómulo Calvo, anunció que se levantaba el paro luego de que el Gobierno abrogara la polémica Ley 1386. A su lado, en la conferencia de prensa, estaban responsables del sector gremial y del transporte pesado. En su mensaje, Calvo recalcó que la abrogación de la Ley 1386 supone una victoria del pueblo.

Calvo convocaba a la población para levantar la medida del paro nacional multisectorial asumida desde el pasado 8 de noviembre por gremiales y el sector del transporte pesado, y a la que se sumarían otros sectores como los cívicos, el personal de salud, de universidades y  colegios de profesionales.

Al amanecer de este miércoles, las vías lucen expeditas y el tránsito se muestra fluido. En los diversos mercados también se recupera el ritmo habitual con comercios abiertos y la gente que llega, poco a poco, a los centros de abastecimiento.

Las calles vacías durante nueve días lucen activas con el fluir de micros y taxis. Solamente en la ruta al norte, a la altura de La Chonta, se observan los restos de un intenso bloqueo que impiden el tráfico regular. Vecinos y policía mantienen un tenso diálogo para permitir el paso vehicular por un costado de la vía.

La medida anunciada por los cívicos no gustó a todos los movilizados. En algunas rotondas como el cuarto anillo entre las avenidas Beni y Alemana, y la ruta al norte, los bloqueadores persistían en su medida hasta horas de la madrugada; sin embargo, por la mañana ya no se observaron bloqueadores en dichos puntos.

Las instalaciones del Comité pro Santa Cruz, por la mañana, luce tranquila, luego de una noche agitada, cuando un  grupo de personas descontentas se autoconvocó para exigir que el paro continúe.  Es más, algunos que se identificaron como miembros de la Unión Juvenil Cruceñistas (UJC) pedían la renuncia de Calvo y que el paro continúe hasta que el Gobierno atienda el pedido de la restitución de los dos tercios. No obstante, dirigentes de la UJC emitieron un comunicado a través de redes sociales para aclarar que ellos no estaban participando de las protestas en el Comité.

La tensión vivida en instalaciones del Comité se prolongó hasta horas de la madrugada. El vicepresidente de la entidad cívica, Fernando Larach, trató de exponer los motivos por los cuales se asumió el levantamiento del paro, aunque no logró convencer a todos los enardecidos vecinos.

Desde horas de la noche, personal de Emacruz recorría las calles de la ciudad para retirar los escombros que quedaron en los diversos puntos de bloqueo. Mediante un comunicado de la entidad, solicitaba la colocación de todos los elementos utilizados en un mismo lugar para facilitar el recojo de los mismos. La tarea de limpieza continuará hoy, para evitar que estos escombros puedan ocasionar accidentes.




Comentarios