Escucha esta nota aquí

La noche de este sábado, Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud de Santa Cruz (Sedes), brindó el reporte de los casos de Covid-19 en el departamento, en el que resalta que existen 626 casos nuevos con la enfermedad, de los cuales se lamenta la muerte de nueve personas de Santa Cruz de la Sierra.  Hasta el momento son 322 los decesos en la región.

Estas cifras suman 14.165 infectados en poco más de 100 día de epidemia. Ríos indicó que se han recuperado 408 pacientes haciendo un total hasta la fecha de 4.427 contagiados que ya se han librado del virus.  Asimismo, son 9.416 los casos activos que tiene la enfermedad en Santa Cruz.

De los 626 casos registrados en la jornada en el departamento, 467 pertenecen a Santa Cruz de la Sierra, Montero tiene 45; San Ignacio, 21; El Torno, 20; Santa Rosa, 11; Puerto Quijarro y San Javier, siete; La Guardia y Warnes, seis; Concepción y Yapacaní, cinco; Okinawa y San Pedro, cuatro; Colpa Bélgica, Pailón y Puerto Suárez, tres; San José, dos; Camiri, Cotoca, Fernández Alonso, Minero, Portachuelo, San Julián y Vallegrande, un caso.

Los nueve fallecidos son tres mujeres y seis varones. Hay 88 personas en terapia intensiva, de las cuales 71 están acopladas a un respirador.

Hoy se registraron 360 hombres contagiados y 266 mujeres. Más de un centenar de ellos (102) son mayores de 60 años, mientras que menores de 15 años se registran 29 personas.

“Los adultos mayores se encuentran entre los grupos de mayor riesgo y es lamentable que se den estas cifras, porque estamos hablando de personas en las que se pueden registrar los mayores índices de letalidad”, expresó Ríos.

La autoridad también se refirió a los 7.900 casos sospechosos que se han detectado en la ciudad, como parte del plan rastrillaje denominado Una cruzada por la vida.

“Estas estrategias tienen por objetivo que la población entienda que la única manera de que esto no siga subiendo es que se corte el contagio”, añadió el director del Sedes, que insistió en el distanciamiento social, el uso de barbijo y el lavado de manos, como las principales medidas de prevención ante la enfermedad.