Escucha esta nota aquí

Los contagios por Covid-19 no se frenan en Santa Cruz. Este sábado 22 de agosto se reportaron 173 nuevos confirmados, ascendiendo la cifra a 39.286 positivos desde que comenzó la pandemia, mientras que los recuperados son 583 en las últimas 24 horas, elevando el total acumulado de personas que vencieron al virus a 27.943. Los activos alcanzan los 9.740 en el departamento.

Del total de nuevos positivos, 118 casos pertenecen al municipio Santa Cruz de la Sierra; 17 a La Guardia; 11 a Camiri, 6 a Concepción y El Torno; y 3 a Mairana, Montero y San Ignacio. De los reportados como confirmados, 78 son mujeres y 95 varones, 34 de ellos mayores de 60 años y 3 menores de 15.

En cuanto a las pruebas rápidas, en la jornada hoy sábado, dieron positivo 14 personas, 7 del sexo femenino y 7 varones. 

En terapia intensiva se cuentan 98 pacientes, 81 acoplados a un respirador. De los 29 decesos, 10 fueron mujeres y 19 varones, "19 son del grupo de mayores de 60 años, y del total 16 pertenecen al municipio Santa Cruz de la Sierra y 13 a Montero", informó Carlos Alberto Hurtado, gerente de Epidemiología del Sedes. 

Durante el reporte, Hurtado aprovechó para mencionar que estas cifras no dan tranquilidad porque siguen reflejando un grave problema de salud pública en el departamento. Asimismo, destacó la nueva máquina de aféresis entregada por el Ministerio de Salud al Banco Regional de Sangre, como parte de la lucha contra el Covid-19. 

"Nuestra prioridad es salvar vidas, queremos más recuperados, menos contagiados. Hoy hemos ampliado la esperanza de supervivencia; recibimos un equipo de aféresis del Gobierno nacional, que se suma a los dos que ya tenía la Gobernación. Nuestro Banco de Sangre hoy es referente nacional con personal capacitado las 24 horas del día, el plasma es esperanza de vida, una estrategia más que se acopla a las otras que enfatizamos desde el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (Coed)", acotó.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Santa Cruz, Marcelo Ríos, explicó a EL DEBER, que las altas cifras de decesos de los últimos días son resultado de anteriores reportes con mayores nuevos positivos, no de los informes recientes.