Escucha esta nota aquí

El remdesivir ha sido uno de los primeros fármacos en usarse para tratar el coronavirus. En Bolivia, comenzó a aplicarse en los pacientes en terapia intensiva en pleno pico de la primera ola, a mediados de julio de 2020, y en muchos casos ha demostrado su efectividad, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), en un principio, señalaba que de que no había evidencia científica concluyente para la indicación contra el Covid-19.

Se trata de un profármaco (una sustancia inocua que se transforma en fármaco dentro del organismo cuando es metabolizada) antiviral. Pertenece a la familia de los análogos de los nucleótidos y actúa inhibiendo una enzima del virus indispensable para su multiplicación. Ha demostrado tener actividad in vitro contra el Covid-19.  Inicialmente se desarrolló como tratamiento para la infección por el virus del ébola, pero presenta también actividad in vitro frente a otros virus, incluidos algunos coronavirus. 

De acuerdo con la explicación del médico virólogo Hitaka Hitomi, el remdesivir se administra a través de una vía intravenosa por goteo. “Su uso se limita a los centros hospitalarios en los que los pacientes pueden ser vigilados estrechamente, monitorizando la función hepática y renal, antes y durante el tratamiento. El tratamiento debe comenzar con una infusión de 200 mg el primer día, seguida de una infusión de 100 mg al día durante, al menos, cuatro días más. Nunca durante más de 10 días”, afirma el galeno.

En agosto, la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed), del Ministerio de Salud, otorgó los registros sanitarios para la importación de remdesivir en polvo liofilizado para inyección 100 mg, con la indicación aprobada para el ébola.

Asimismo, otorgó su registro sanitario al favipiravir (avifavir) en comprimido recubierto de 200 mg, con su indicación aprobada para la influenza tipo A y tipo B.

En aquella oportunidad, la Agemed destacaba que los productos mencionados no contaban con evidencia científica concluyente para el tratamiento contra el coronavirus. 

En septiembre, el Ministerio de Salud autorizó la importación de remdesivir y  afirmaba que se encargaría de la adquisición y distribución del medicamento. 

El viernes, la Agemed publicó la lista oficial de precios, entre los que se destaca el remdesivir entre los más caros, a Bs 2.088 solo un frasco con polvo liofilizado.

La Asociación de Cadenas de Farmacias (ACAF), señaló que hasta este fin de semana se prevé que sus afiliadas se abastezcan de un nuevo lote del antiviral y se espera que, con este nuevo abastecimiento, al mercado boliviano, su precio disminuya.

El producto llegará en buena cantidad y a menor precio, incluso menor que el que ha regulado Agemed. El producto es nuevo y no se conocía que podía ser tan efectivo. Por esa razón, el stock que se había comprado no abasteció, pero se espera que abastezca mejor desde el viernes”, aseguran responsables de la asociación.

Los proveedores encargados son las importadoras SAE y Pharmamedical. El remdesivir de 100 mg cuesta entre Bs 1.440 (SAE) y Bs 2.088 (Farmedical).

La venta es con receta médica. Los distribuidores piden que la compra sea en base a las necesidades. De acuerdo a norma, todo medicamento debe ser distribuido de manera equitativa a las farmacias, lo que hace confiar que habrá la suficiente provisión

La ACAF también solicita que la autoridad controle el mercado negro de medicamentos, debido a que ha habido mucha especulación. Se ha comprobado que se llegó a ofrecer hasta en Bs 6.000 por el remdesivir en redes sociales.

Comentarios