Escucha esta nota aquí

Dos días antes de Año Nuevo, el departamento cruceño vuelve a marcar un quinto récord de contagios diarios de coronavirus, con 4.376 confirmados.

En solo una semana, en tres días consecutivos el departamento batió récord de contagios. El miércoles reportó 3.278, y un día antes fueron 1.937 contagios.

Junto a la alarmante cifra de contagios se informó que la positividad de la jornada fue del 47%, también la más elevada de toda la pandemia.

“Es un momento abrumador, la escalada de casos es totalmente vertical. Pedimos no asistir a fiestas para tratar de contener este tsunami”, dijo el gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado, quien proyectó que los contagios seguirán en ascenso.

Horas antes del reporte del nuevo récord de contagios, ante la constante explosión de confirmados, las autoridades de la capital cruceña, zona que concentra el 70% de contagios, aprobaron nuevas medidas de contención en busca de mitigar el impacto de esta cuarta ola.

Desde hoy hasta el 10 de enero de 2022 rige la ley seca y el horario de circulación es de 5:00 hasta la medianoche, mientras que los comercios podrán atender hasta las 23:00. Están prohibidas las fiestas, así como las aglomeraciones de más de 30 personas.

El aforo autorizado para entidades financieras y todo tipo de actividades comerciales es del 30%. La anterior resolución permitía un aforo del 50%.

Las autoridades advirtieron que los infractores de estas medidas son pasibles a arresto y a un proceso penal por atentado a la salud pública.

Esta semana, en total cuatro de seis municipios de la Región Metropolitana modificaron sus restricciones, ante el repunte de contagios. Ayer el municipio de Porongo aprobó medidas similares a las de la capital cruceña y también regirán hasta el 10 de enero del 2022.

Un día antes, también en Warnes se endurecieron las medidas, prohibiendo las fiestas masivas.

Para hoy, en La Guardia se convocó al Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM), a fin de definir cambios en las restricciones. Solo Cotoca y El Torno mantienen las medidas aprobadas hace más de una semana.

Para esta jornada está convocada a una reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED); se analizarán nuevas medidas, entre estas, reducir aún más el horario de circulación y endurecer la obligatoriedad del carné de vacunación para el ingreso a mercados.

Medidas y sanciones

La Resolución 014 del COEM de la capital cruceña establece que está prohibido el expendio y consumo de bebidas alcohólicas en todo tipo de establecimientos, comerciales o privados, como centros comerciales, viviendas particulares, condominios y las áreas sociales de estos.

También prohíbe los encuentros masivos de fin de año, entendiendo masivo como la concentración de más de 30 personas.

En el documento se enfatiza que los infractores de estas restricciones serán pasibles a un proceso penal por atentado a la salud pública, un delito establecido en el Código Penal, que tiene como sanción la privación de libertad de uno a diez años.

El fiscal Iván Quintanilla remarcó que se realizarán operativos conjuntos de la Fiscalía, Policía y Alcaldía, de manera que, quienes sean encontrados en flagrancia serán arrestados, aprehendidos e imputados.

“Estamos viendo la situación de la pandemia que puso en zozobra a todos los habitantes del departamento. Es hora de tomar acciones fuertes porque no debe haber margen de error”, expresó.

A través de la nueva resolución se prohíbe el funcionamiento de ferias itinerantes en sitios públicos. Además, mercados y ferias deberán atender al 30% de su capacidad y con controles de bioseguridad en los ingresos.

Los establecimientos que incumplan el aforo podrían ser clausurados de forma temporal y los comercios que oferten bebidas podrán ser clausurados de manera definitiva.

En la resolución también se establece que los espacios de esparcimiento, entre estos la Plaza 24 de Septiembre, serán cerrados a las 21:00.

El secretario municipal de Salud, Roberto Vargas, explicó que no se aprobó un encapsulamiento en estas fechas porque hay riesgo de que previamente a la medida la población se aglomere en mercados y centros de abastecimiento. “Entonces, en vez de un bien, se produce un daño”, remarcó.

Los talleres académicos, vacacionales, gimnasios, eventos religiosos y culturales, e incluso los eventos familiares en viviendas particulares deben cumplir el 30% de aforo, mientras que los eventos deportivos están permitidos, pero sin público.

En la resolución se ratifica que entidades públicas, privadas y todo tipo de actividad comercial están obligados a solicitar el carné de vacunación al personal y clientes, una medida que rige en el municipio desde el 16 de agosto. Además, desde este 1de enero, a escala nacional entra en vigencia el decreto 4641, que establece la exigencia del carné de vacunación en entidades financieras, públicas y sitios de comercios.

En el resto de municipios

Ayer el municipio de Porongo adoptó las mismas medidas que Santa Cruz, estas rigen hasta el 10 de enero. Esta restricción se asume, pese a que, desde hace días, en esa zona hay establecimientos comerciales que ya organizaban fiestas para Año Nuevo.

Esta semana, el primer municipio de la Región Metropolitana en aplicar cambios fue Warnes, donde reforzaron las restricciones. El director del COEM, Pablo Lamas, pidió a la población evitar aglomeraciones, pues habrá personal de turno las 24 horas.

“Vamos a realizar operativos sorpresa en esas fiestas clandestinas que se piensan hacer. Vamos a clausurar locales”, remarcó.

En Cotoca aún rigen las determinaciones del 22 de diciembre, en el municipio se justificó que por la reactivación económica se permiten acontecimientos sociales, previo protocolo aprobado por el COEM. La circulación es de 5:00 hasta las 2:00. Las medidas se aprobaron el 22 de diciembre y rigen hasta el 10 de enero de 2022. En El Torno aún no se modificaron las medidas.

En zonas rurales

La Gobernación cruceña emitió ayer un listado de recomendaciones. Entre estas, el secretario departamental de Desarrollo Humano, Fernando Pacheco, indicó que es necesario que se generen mecanismos de control de viajeros de la capital a los diferentes municipios.

”Necesitamos que los alcaldes de las provincias también puedan hacer caso a estas recomendaciones, ya que la población muchas veces opta por viajar a las provincias, donde se realizan eventos festivos que también aglutinan persona y repercuten en la salud de todos”, remarcó.

Comentarios