Escucha esta nota aquí

El fuego sigue siendo el gran enemigo de Santa Cruz. Este martes, la Gobernación cruceña anunció que 20 son los incendios activos que van devorando los bosques en varias zonas de la Chiquitania. Y para tomar previsiones también se anunció que hasta diciembre se instalarán 31 estaciones meteorológicas a lo largo y ancho de la región. 

El secretario de Desarrollo Productivo, Luis Alberto Alpire, anunció que estarán funcionando 19 estaciones meteorológicas hasta octubre y que 12 más se habilitarán hasta diciembre. Actualmente hay 15 artefactos funcionando en Roboré, San José, Postrervalle, El Trigal, Saipina, Comarapa, Mairana, Saavedra, Cuevo, Santa Cruz de la Sierra, Cañada Larga, Pailón y otras localidades; el domingo se inaugurará una nueva en Porvenir, un lugar ubicado en las cercanías del parque Noel Kempff Mercado.

Cada estación cuesta unos 7.000 dólares, pero se debe invertir más dinero en su instalación y mantenimiento. Según Alpire, las cantidades de estaciones meteorológicas nunca serán suficientes y más aún para un departamento productor como Santa Cruz. La idea central es tomar la previsión para combatir los incendios, las heladas o las nevadas. 

Las estaciones meteorológicas son de gran ayuda para los productores, porque se puede tener un registro completo de las eventualidades climáticas. Eso ayudaría a que los productos, como frutas, hortalizas y verduras, no se desperdicien y así se siga garantizando la alimentación para toda Bolivia. Santa Cruz produce más del 70% de alimentos para todo el país. 

Alpire dijo que cuando estén instaladas las 31 estaciones meteorológicas se las pondrá en red para tener todos los datos actualizados y al instante. También remarcó que se está trabajando de la mano con el Gobierno central y el empresariado privado para avanzar en este tema.

De qué se trata

Una estación meteorológica es un aparato climático destinado a registrar y medir cualquier variable meteorológica que se registre en el ambiente. Dentro del ámbito rural es muy indispensable, porque los trabajadores dedicados a la agricultura necesitan de este aparato para desarrollar correctamente su trabajo y optimizarlo de la mejor manera posible. Por ejemplo: recibir alertas climáticas, disponer de una correcta previsión de lluvias para ahorrar, elegir la mejor fecha de siembra, etc.