Escucha esta nota aquí

Las ceremonias para recibir el lucero del alba, Köe Mbiya en lengua guaraní, como parte del inicio del año nuevo aymara, se desarrollarán en las ruinas del Fuerte de Samaipata y la otra en la comunidad Itananbicua, en el municipio de Camiri; mientras que otro acto tradicional con yatiris indígenas del altiplano se llevará a cabo en la rotonda del Plan Tres Mil mañana por la madrugada.

La Dirección de Cultura y Turismo de la Gobernación invitó a la población de estos actos para promover la cultura de los pueblos indígenas del departamento y del país.

“Invitamos a los turistas a participar de las ceremonias, en especial en la del Fuerte que lleva varios años, donde hay un programa amplio previo al recibimiento de los primeros rayos del sol o encuentro y saludo del Yasitata Guasú-Köe Mbiya”, dijo Lorena Saavedra, director de esa oficina departamental.

La asambleísta indígena guaraní, Ruth Yarihua, recordó que la Asamblea Legislativa Departamental aprobó la Ley Nº 118, la que declara patrimonio cultural intangible departamental la ceremonia en el Fuerte.

El ritual refleja la relación espiritual, celestial y telúrica a través del Ayarise o plegaria por lo recibido y por lo que se recibirá en el futuro promisorio y se revive en el Arete Guasú, donde el cacique mayor en medio del ruedo de los bailarines y el conjunto autóctono rodea con sahumerio y tabaco, que simbolizan las cosechas de maíz, frejol, yuca y zapallo como agradecimiento por el buen resultado de la siembra”, indicó Yarihua.

Por su parte, la dirigencia urbana del Movimiento Al Socialismo (MAS), a la cabeza del concejal Tito Sanjinez, tiene previsto desde hoy, a partir de las 22:00, una velada que se iniciará con una tarkeada, conjunto tradicional aymara, para luego ver grupos de baile y continuar con una guitarreada.

“La ceremonia del K’oa comenzará a las 4:00 y estará encabezada por un yatiri o sacerdote aymara hasta que se vea el primer rayo de sol y así dar la bienvenida al nuevo año aymara”, refirió Miguel Delgadillo, uno de los organizadores.

El año nuevo aymara es día feriado desde la promulgación del Decreto Supremo 173, del 17 de junio de 2009.