Escucha esta nota aquí

La tensión se desbordó en el sexto día de paro cívico consecutivo en Santa Cruz. La violencia se volcó a las calles y estalló en diferentes puntos de la urbe cruceña, provocando diversos enfrentamientos, dejando al menos 30 personas heridas y cinco heridos por disparos de un arma de fuego.

Las movilizaciones, como se lo ha establecido desde el Comité pro Santa Cruz, no fueron intensas ni duras en la primera media jornada, ya que durante estas primeras horas la población salió a los centros comerciales para abastecerse; sin embargo, los anuncios de movilizaciones de parte de los grupos afines al partido en función de Gobierno comenzaron a provocar molestia entre los movilizados.

El primer pico de estas tensiones se vivió en los alrededores del ingreso al penal de Palmasola, más precisamente en la avenida Santos Dumont, entre séptimo y octavo anillo. Allí un grupo numeroso de personas, que exigían que se levanten los bloqueos y pedían la cabeza de los líderes cívicos, iniciaron una marcha supuestamente pacífica portando banderas blancas.

Del otro lado los esperaban vecinos y dirigentes de los distritos 9 y 12, que estaban iniciando su sexto día de bloqueo. Allí la gente estaba enterada del movimiento que se acercaba hacia ellos y sabían que intentarían obligarlos a levantar su medida.

Cuando los grupos estaban a pocos metros de encontrarse, las banderas blancas de paz desaparecieron y fueron sustituidas por palos y piedras que llegaron hasta la posición de los vecinos, que en medio de un intento de resistir el ataque retrocedieron. Los afines al partido en función de Gobierno lograron su objetivo por algunos minutos, ya que desbloquearon la vía y tomaron el lugar.

Pero el control de la avenida por parte de estas personas, que exigían el derecho a trabajar y entonaban cánticos contra el Comité Cívico, duro menos de 20 minutos, ya que de un momento a otro los vecinos que estaban cerca del lugar se enfrentaron a ellos y los desalojaron. Allí se pudo ver un par de personas con las cabezas ensangrentadas producto de algunas pedradas, elemento que utilizaron ambos bandos como sus proyectiles.

A este punto de la ciudad la Policía llegó en al menos cinco vehículos, luego de la toma y retoma del punto de bloqueo. Fueron recibidos con aplausos e insultos, para luego ponerse delante de la gente que quería desbloquear. Al cierre de esta edición (poco después de las 19:00) la situación seguía tensa, pero la presencia de los agentes evitó más grescas.

Plan Tres Mil

Esta vez los enfrentamientos en la zona del Plan Tres Mil cambiaron de escenario. A varias cuadras del Obelisco, donde durante los tres primeros días de iniciado el paro cívico indefinido hubo choques entre cívicos y comerciantes que no quieren acatar la medida de presión, se dieron varios empellones masivos entre afines del Gobierno y los movilizados.

Poco antes del final de la media jornada, la gente que en gran número salió del Plan Tres Mil con palos, piedras y petardos, logró tomar el cruce de la avenida Paurito y quinto anillo. Pero aquí, en medio de la gresca, se observó una situación que provocó la movilización policial por la tarde.

Un hombre, vestido con una polera y gorra camufladas, de short negro y zapatillas deportivas, fue filmado y fotografiado con un arma de fuego en la mano derecha.

El subdirector de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Óscar Gutiérrez, luego de realizar un peritaje en la zona, junto a otros investigadores, determinó que el desconocido hizo al menos 15 disparos, con una pistola calibre 22. Además, confirmó que producto de esta situación Óscar Álvarez Mamani, de 39 años, recibió un impacto de bala en el estómago y que está con diagnóstico reservado en el hospital Japonés, luego de haber sido operado de la lesión.

“Hay 14 personas arrestadas. Estamos buscando a los que estuvieron en el lugar y veremos quiénes fueron los que participaron del hecho”, apuntó Gutiérrez y el jefe del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (Iitcup), Cristian Sánchez, dijo que se colectaron al menos tres vainas de arma de fuego calibre 22.

Hasta el cierre de esta edición, los policías que llegaron a la zona del Plan Tres Mil generaron nuevamente un ambiente de calma, en medio de las pesquisas que lleva adelante la Felcc para encontrar al pistolero.

Al final del día el comandante departamental de la Policía, Igor Echegaray, refiriéndose a lo ocurrido en la zona del Plan Tres Mil, confirmó la existencia de cinco personas heridas por arma de fuego en el lugar y precisó que la más grave, Óscar Álvarez Mamani, estaba en cuidados intensivos del Japonés, mientras que a los otros los llevaron al hospital Francés.

Echegaray identificó a los heridos de bala como: Jorge Guerra Jaldín, Beltrán Correa, Juan Carlos Meneses y uno no identificado.

Emergencia departamental

El secretario departamental de Salud de la Gobernación, Óscar Urenda, decretó alerta roja departamental debido a los enfrentamientos que se han registrado.

Dijo que el Centro de Operaciones de Emergencia (COED), tomará el mando de las atenciones mientras dure la emergencia.