Escucha esta nota aquí

Diferentes instituciones impulsan un proyecto integral que tiene la finalidad de recuperar el ecosistema seco Chiquitano que ha sido afectado por los incendios suscitados los últimos dos años 2019 y 2020. La iniciativa es liderada por la Fundación Natura.

La modalidad de recuperación que están implementando la llevan adelante mediante Acuerdos Recíprocos por Agua (ARA), involucrando el compromiso de vecinos para preservar cierta extensión de bosque y a cambio reciben incentivos productivos amigables con el ambiente o proyectos del fortalecimiento de sus medios de vida como el acceso al agua.

Según datos de la Autoridad de Bosques y Tierras, en las últimas dos gestiones tuvo una superficie quemada de 5,7 millones (2019) y 2,3 millones (2020) a escala nacional (esta última cifra es un dato preliminar).

A la fecha, se ha logrado comprometer bajo ARAs 871.81 hectáreas en Yororoba, 1220.11 hectáreas en Quitunuquiña, 289.7 hectáreas en María del Rosario y 71.01 hectáreas en Santiago de Chiquitos y se espera consolidar a más guardianes del bosque para preservar y recuperar este territorio.

María Teresa Vargas directora ejecutiva de la Fundación Natura Bolivia, indicó que desde su institución vienen desarrollando Acuerdos Recíprocos por Agua por más de 16 años, habiendo conservado hasta la fecha 370.000 hectáreas de bosques y preservado las fuentes de agua de 60 municipios de Bolivia, gracias al compromiso de 9000 familias que asumieron con responsabilidad el cuidado de la naturaleza. 

“En la medida que más actores se sumen a la reconstrucción y preservación del bosque y la sociedad en su conjunto actúe con responsabilidad, lograremos preservar los ecosistemas y nuestros hijos gozarán de las funciones ambientales que estos nos brindan”, enfatizó Vargas.

Según Natura, la zona boscosa de la Chiquitanía en los últimos años se ha visto afectada por la recurrencia de los incendios forestales, que no sólo han devastado bosques y matorrales, sino que en muchos casos han afectado los medios de vida de familias aledañas a estos lugares.

A pesar del combate a estos eventos de fuego por parte de las autoridades competentes y cuerpos de bomberos y policías, el trabajo por realizar para recuperar estos espacios y su entorno es mayor del imaginado. de acuerdo a la lectura de Vargas.

A esta iniciativa se suma el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a través de su programa 'Laboratorios de recuperación', del Banco Mercantil Santa Cruz y la Embajada de Corea. La Fundación Natura está trabajando actualmente con 4 de los 11 proyectos beneficiados con ese apoyo en Santiago de Chiquitos (Robore), Quitunuquiña (Robore), Yororobaba (Robore), y María del Rosario (San Javier).

Comentarios