Escucha esta nota aquí

Para las 8:00 de este viernes se había previsto la iza de la bandera por un aniversario más de Yapacaní, pero los sucesos del jueves por la noche cuando un grupo de encapuchados ingresó hasta los predios de la Policía, aplacó el festejo. Todavía se investiga sobre los responsables.

La turba, tras sacar las motos que habían sido retenidas por incumplir la cuarentena, apedreó la casa del alcalde Vicente Flores en el barrio Alianza Norte. “Estaban encapuchados y se logró evitar destrozos”, dijo Marcos Franco, del MAS que negó que su partido esté involucrado.

“El alcalde está bien, a buen resguardo”, añadió el comandante de la Policía Franklin Villazón luego de que se confirmara la agresión al domicilio de Flores. En los predios del verdeolivo la puerta permanece cerrada aunque en las afueras quedan los petardos utilizados.

La tensión se percibe “en un día que deberíamos estar festejando”, dijo Abraham Alejandro, miembro de Control Social de Yapacaní. Mientras tanto, los efectivos de la Policía que se replegaron a Santa Fe, todavía no retornaron ya que la situación no ha sido controlada.

Los militares del Regimiento de Caballería RC10 General Mercado, volvieron a Buena Vista luego de que la Policía se puso a resguardo. Las investigaciones están en curso, más allá de que el ministro de Defensa, Fernando López, apuntó al MAS de estar detrás de todo esto.