Escucha esta nota aquí

Miguel Ángel Aguilera, 24 años, quien fue baleado cuando salía de un local nocturno, se encuentra delicado de salud en espera de una cirugía para extraerle la bala que permanece en su cuello. Aguilera se encuentra en terapia intensiva de la clínica privada Inmaculada, en Yapacaní.

Según el informe médico, el proyectil entró por la región lateral izquierda del cuello, pero no presenta orificio de salida. La víctima fue trasladada al hospital de segundo nivel del municipio y, posteriormente, derivada a la clínica privada.

El informe policial refiere que Aguilera ingresó al centro hospitalario a las 5:15 de la mañana del día sábado acompañado de un amigo. Dos personas más, un hombre y una mujer, los trasladaron en un automóvil hasta la sala de emergencias del hospital, pero abandonaron inmediatamente esas instalaciones, sin prestar mayor ayuda.

"Las personas que lo trajeron sólo dijeron que lo encontraron herido cerca de su domicilio y por eso lo trajeron al hospital", explicó Iván Zapata, médico de turno del hospital de segundo nivel .

Las pericias policiales han tipificado el caso como tentativa de homicidio. Las investigaciones prosiguen en la búsqueda del autor o posibles responsables del hecho.

Según versiones de testigos, Aguilera estuvo en un céntrico karaoke de Yapacaní. La agresión con arma de fuego se produjo una vez se retiró del lugar y se desplazaba a su casa, a unos  200 metros del local público.

La policía no cuenta, por el momento, con pistas que permitan guiar la investigación.

Comentarios