Escucha esta nota aquí

Un clima tenso es lo que se vive en estos momentos en la zona de el Plan 3.000. Simpatizantes del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de Gobierno, y vecinos de este lugar que apoyan el paro cívico indefinido, se enfrascan en una guerra campal.

En estos momentos la policía trata de contener el conflicto lanzando gas lacrimógeno, al perder el control de la situación. Estos grupos ya se enfrentaron en horas de la mañana, dejando como resultado varios heridos, que fueron trasladados hasta un centro médico del lugar.

La tensión sigue, y por el momento parece incontrolable. Los agentes del orden tratan de dispersar a los manifestantes a bordo de motocicletas y lanzando gas.

La gresca se centra en la zona del obelisco, en donde los manifestantes simpatizantes del MAS quemaron llantos para impedir el ingreso de los vecinos que apoyan la medida de presión.

Por el momento la Policía logro dispersar a los simpatizantes del MAS. Pero la pelea continúa.

Desde las cero horas de hoy Santa Cruz cumple con un paro indefinido convocado por el Comité Cívico. La medida se acata en rechazo a los datos preliminares arrojados por el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) que dan como ganador, en primera vuelta, al candidato oficialista, y actual presidente Evo Morales.  

Esto en medio de observaciones por la paralización de 23 horas, al conteo preliminar, al 83%, que vaticinaba una segunda vuelta entre Morales y el principal candidato opositor, Carlos Mesa.