Escucha esta nota aquí

La pandemia saturó las oficinas de la Gobernación, que hasta hace poco era la encargada de legalizar el certificado médico de defunción. Precisamente por eso, Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) informó este lunes que el trámite se realizará a través de los establecimientos de salud de primer y segundo nivel, mediante sus gerencias.

La autoridad justificó la medida porque en el último tiempo hubo una aglomeración de personas en las afueras del edificio de la Gobernación. "Hay muchas personas que necesitan este documento para diferentes tipos de trámites, por eso es que tanto la emisión y legalización del óbito será gratuito en todos los niveles", recalcó. 

"Para las personas que necesiten la legalización del certificado se va a desconcentrar en las cuatro redes de salud. Cada gerente de la red debe gestionar la legalización de las copias del documento", subrayó Ríos. 

El procedimiento 

A decir de Ríos, cuando una persona fallece por diversos motivos en un centro de salud, en el establecimiento se deben encargar de emitir el certificado de defunción. Pero para las personas que no fallecen en los centros de salud, sus familiares deben contactarse con la EPI (Estación Policial Integral) más cercana para que los agentes policiales verifiquen el fallecimiento. 

Tras eso, la familia del difunto debe contactarse al número telefónico 168, número del Sedes, para que los médicos forenses del Ministerio Público gestionen el certificado de defunción. 

Hecho todo lo anterior, la familia puede hacer su trámite con los respectivos cementerios municipales, ya sea para el entierro o para la cremación. Este último método, aclaró Ríos, es gratuito.