Escucha esta nota aquí

El paro nacional decretado por la Central Obrera Boliviana (COB) en contra del Gobierno por haber cerrado la fábrica Enatex, en Santa Cruz no será acatado, pues el domingo, en la asamblea convocada por la Central Obrera Departamental (COD), asistieron solo los sectores fabriles y de salud, siendo este último el que estaba decidido a no trabajar pero a último momento decidió suspender la medida.

Robert Hurtado, dirigente sindical de los trabajadores de salud, aseguró que el paro del sector fue desestimado por lo que en el transcurso de la mañana la atención será normal en todos los hospitales y centros de salud del departamento, pues no quieren echarse encima un nuevo descuento como lo ha anunciado el Ministerio de Trabajo.

“Al ver que nos estábamos quedando solos con la medida y al notar que no hay consecuencia orgánica para obedecer el paro, hemos dado paso atrás, solo asistiremos a un bloqueo que ha sido anunciado por la COD afuera de sus instalaciones”, dijo Hurtado.

Por su parte, el secretario de Salud y Políticas Sociales Óscar Urenda, pidió a los trabajadores de la salud que reflexionen. “No es posible que los hospitales sean usados como trincheras para las luchas laborales y sindicales, sea pidiendo ítems, de apoyo a la COB o contra el Gobierno, es una anarquía permanente de los sindicatos”, acotó.

En el departamento de Santa Cruz son 340 centros médicos, de ellos 5 son hospitales de tercer nivel, los que se perjudican en cada paro del sector.