Escucha esta nota aquí

Josué Soliz Rodríguez (28) era buscado por la Policía desde el 28 de septiembre de 2016 por la muerte de su pareja Maritza Herrera Suárez (26). Ayer, miércoles se presentó con su abogado en el puesto policial de Cotoca, donde vivía la víctima y se puso a disposición de la justicia.

Ángel Morales, director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv), presentó ayer al sospechoso del feminicidio y dio por cerrado el caso pendiente que, según dijo, significó un esfuerzo profesional grande para dar con el presunto autor del crimen.

Le puede interesar: identifican a mujer asesinada

“Se hizo un trabajo muy profesional por parte de los policías de la Felcv. Ayer por la tarde esta persona se presentó, pues ya tenía un mandamiento de apremio. Se sintió acorralado. Se sabía que había escapado a Brasil", señaló Morales.

La Policía supone que la presión y el sentimiento de culpa hicieron que el acusado retorne al país y se entregue.

Soliz Rodríguez se abstuvo de declarar ante la Fiscalía, pero en una entrevista reconoció lo que hizo, explicó el diredctor policial. "El hecho ocurrió tras las exigencias de la mujer por las pensiones de su hija menor, cuyo pago no cumplía. Ya había caído preso dos veces por las deudas”, señaló Morales.

Por el crimen de Josué Soliz están detenidos en la cárcel de Palmasola uno de sus hermanos y un sobrino, por supuesto encubrimiento y complicidad. Maritza Herrera Suárez desapareció el 26 de septiembre de 2016 y su cuerpo fue encontrados dos días después en un lote baldío ubicado por la parte final de la avenida Tres Pasos al Frente, en los límites de la mancha urbana cruceña.

El cadáver presentaba, al menos, ocho heridas punzocortantes. Josué Soliz será presentado en breve ante un juez cautelar por el delito de feminicidio.

Comentarios