Escucha esta nota aquí

Con acusaciones verbales de por medio entre asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) y de Creemos, en la primera sesión inaugural de la Asamblea Legislativa Departamental, se dio inicio a los actos de posesión de las nuevas autoridades departamentales en Santa Cruz.

El motivo del bochorno verbal se debe a una supuesta falta de habilitación y certificación de autoridades del partido azul. Sin embargo, la directiva de la Asamblea juró como se tenía previsto.

Al acto de juramento del gobernador Luis Fernando Camacho llegaron diferentes figuras políticas y cívicas, entre ellas el alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, y el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo.

El titular de la entidad cívica sostuvo que esperan que haya armonía entre las diferentes instituciones cruceñas -políticas y no políticas- para llegar a un consenso y una unidad que muestren que Santa Cruz siempre creció sola.


El vicegobernador Mario Aguilera fue más contundente con sus palabras al manifestar que se harán todos los esfuerzos para apuntalar la economía cruceña en una compleja coyuntura marcada por el Covid-19.

"La consolidación del Hub Viru Viru y del área industrial y exportadora de Puerto Busch son los principales proyectos que deseo desarrollar", precisó el vicegobernador, así como la industrialización de las provincias.

Kathia Quiroga, presidenta ad-hoc de la Asamblea, también dijo que afirma su compromiso de seguir trabajando con la gente par alcanzar autonomía económica a través del pacto fiscal, por la salud, por la reactivación económica y el censo de población y vivienda.


Comentarios