Escucha esta nota aquí

La audiencia cautelar de Rómulo Calvo, presidente del Comité pro Santa y médico de la Caja Petrolera de Salud (CPS), se inició este martes 15 de febrero poco después de las 09:30. El sindicado llegó en medio de una denuncia realizada por su defensa, quien sostuvo que no le querían dar permiso desde la CPS para que acuda al acto judicial y responda por el proceso que le iniciaron parlamentarios del MAS.

La audiencia se lleva a cabo en el Juzgado 5to de Anticorrupción, presidido por el juez Primo Flores, quien fue criticado por Martín Camacho, abogado del líder cívico, por una supuesta parcialización y sus expresiones de rechazo contra el sindicado.

La audiencia debía realizarse el lunes 14 de febrero, pero fue suspendida porque el abogado presentó una recusación contra el mencionado juez, pues  habría mostrado un comportamiento irracional contra su defendido. El propio Camacho sostuvo que recibió una amenaza de arresto, al igual que el vicepresidente cívico, Stello Cochamanidis.

“El juez tiene un odio irracional hacia Rómulo Calvo, sus abogados y a todo el Comité pro Santa CruzEl juez debería reconocer que está parcializado y permitir que otra autoridad lleve adelante la audiencia”, dijo Camacho en entrevista con EL DEBER Radio.

Según Camacho, no existe temor sobre una detención de Calvo porque los tipos penales no hacen posibles la medida excepcional de detención preventiva y el Ministerio Público ha obrado de manera objetiva dentro de este escenario.

No obstante, denunció que las otras partes del proceso muestran un claro lineamiento en contra de Calvo: "lo denuncian los diputados masistas, lo persigue un juez masista y el director de la CPS masista no le da permiso para que asista a su audiencia", lamentó el jurista.

Calvo ha sido acusado por los delitos de ejercicio indebido de la profesión,  incumplimiento de deberes, contribuciones y ventajas ilegítimas del servidor público, en lo que respecta a sus labores en la Caja Petrolera de Salud.

Comentarios