Escucha esta nota aquí

Al bloqueo que se inició la noche del viernes 30 de octubre en el segundo anillo de Montero (lado sur), para demandar la reposición de los dos tercios en todas las decisiones de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), y una auditoría a los resultados de las elecciones del 18 de octubre, se agregaron nuevos puntos de cierre de la vía que conecta a Santa Cruz con Cochabamba.

Sobre la misma ruta, entre Warnes y Montero, se instaló otro punto de bloqueo a unos tres kilómetros antes de llegar al radio urbano, para impedir el paso de los motorizados que utilizaban este cruce como desvío frente al primer corte vial.

También se sumaron puntos de interrupción del tráfico vehicular en la doble vía que une Montero con la zona de Guabirá, antes del ingreso sur del puente La Amistad, que lleva a Portachuelo, además de en las rutas a Okinawa y Saavedra, sobre el segundo anillo.

Los bloqueadores, en su mayoría jóvenes y mujeres adultas, solo dejan pasar vehículos que trasladan personas en situación de emergencia, ambulancias y patrullas policiales, mientras que el resto de los motorizados debe sortear los caminos adyacentes a la carretera principal y muchos atraviesan las urbanizaciones creadas recientemente, que tienen algunas calles pavimentadas y barrios con vías polvorientas.