Escucha esta nota aquí

Tocará seguir las tradiciones en modo Covid-19 en esta celebración de Año Nuevo, porque el rebrote de coronavirus obligó a establecer más restricciones y están prohibidas las tradicionales fiestas hasta el amanecer.

La alcaldesa Angélica Sosa indicó que la ciudadanía bajó la guardia y dejó de usar el barbijo que lo protege contra el coronavirus, por eso se tomaron medidas más drásticas para contener el virus.

No está permitida la circulación entre la 1:00 y las 5:00, lo que impedirá el trasnoche, mientras que el fricasé y la patasca al amanecer ya no son parte de la oferta del festejo.

Tampoco se podrán realizar las fiestas (públicas y privadas), los eventos masivos y el funcionamiento de boliches, bares, karaokes, rockolas, discotecas, piscinas, balnearios y saunas.

Las autoridades insisten en que es obligatorio el uso del barbijo, el lavado de manos, el uso de alcohol en gel y mantener la distancia física, incluso en reuniones con los más cercanos.

La alcaldesa indicó que está prohibido el expendio y consumo de bebidas alcohólicas el 1, 2 y 3 de enero.

El secretario municipal de Comunicación, Ezequiel Serres, recordó que no se puede realizar ningún tipo de fiesta para cuidar la salud de los vecinos. “Se ha visto en los últimos días, según las evaluaciones que se han realizado, que ha existido actuaciones que no son buenas, principalmente de jóvenes que han estado asistiendo a lugares de concurrencia masiva, lo que pone en peligro su salud y la de los que están en sus casas”, reflexionó.

Se aplicarán sanciones drásticas para los locales que funcionen, como la clausura temporal o definitiva y el Ministerio Público definirá si corresponde una sanción penal.

En el caso de fiestas que fueron ofertadas e incluso cobraron por adelantado, tendrán que ver la forma subsanar esa situación, “porque el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal no está dando ningún tipo de permisos para fiestas”, remarcó Serres.

Los operativos se hacen en coordinación con la Policía. Piden a los vecinos continuar haciendo las denuncias correspondientes, porque esto permite llegar a los lugares que incumplen las normas. La línea habilitada es 800-125700.

Convocar a la buena suerte

Las ganas por invocar días mejores en el nuevo año es lo que mueve a la gente a preparar alguna celebración en el hogar. Los cotillones están de ofertas y el deseo de que el Covid-19 se vaya es generalizado.

Las cábalas de Año Nuevo se consideran un augurio de mejores días, por lo que ni la pandemia puede impedir realizar algunas prácticas.

Para atraer abundancia y dinero es importante usar una prenda interior amarilla, según la creencia. Algunos incluso se la ponen al revés y luego de la medianoche se la colocan de forma correcta.

Para los que tienen planes de conquistas deben buscar la ropa interior de color rojo. Eso sirve para atraer el amor, según lo ofertan los mismos comerciantes en los puestos de venta.

Muchas personas están en planes de atraer armonía, paz y salud, por eso creen que es de buena suerte vestir de blanco.

Para la abundancia

Para recibir el nuevo año nuevo, algunos le dan un lugar especial a la lenteja, para llamar abundancia y prosperidad. Otros se alistan a subir las gradas o escaleras en la casa para traer mejores días en medio de la pandemia.



Comentarios