Escucha esta nota aquí

Desther Ágreda - Corresponsal

En un sobrevuelo realizado en las últimas horas, las brigadas de emergencia evidenciaron que el fuego que había disminuido gracias a las lluvias de los últimos días se volvió a reactivar y con mayor intensidad. Las zonas más afectadas son las de los montes de la reserva forestal Río Blanco y Negro, en la jurisdicción de Urubichá.

Según el reporte de Franz García, responsable de la Autoridad de Bosques y tierra (ABT) en la provincia de Guarayos, el comando de incidentes trasladó su centro de operaciones hasta ésta población, a 40 kilómetros de Ascensión, para dar soporte y se espera la llegada de una aeronave para combatir el fuego desde el aire.

Tal herramienta sería el helicóptero Chinook, de doble hélice, que alcanza una velocidad máxima de 315 kilómetros por hora y lleva incorporado un Bambi Bucket que le permite cargar hasta 11.000 litros de agua. Ya se realizó el sobrevuelo en las últimas horas y las autoridades del Gobierno central harán el despacho mañana desde la capital cruceña

La aeronave se abastecerá de combustible en el aeropuerto de Ascensión y de agua del Río Negro, a 20 kilómetros de los incendio, manifestó García. El Chinook, enviado por el gobierno de Canadá como parte de su ayuda a Bolivia en la emergencia, se encuentra en suelo boliviano desde el jueves pasado. 

Según el reporte, en Urubichá hay 20 voluntarios por tierra y mañana ingresará maquinaría, más los 70 efectivos de las Fuerzas Armadas (FFAA), quienes ayudarán y serán complemento a las labores de la aeronave.