Escucha esta nota aquí

La sala de espera de emergencia del Hospital de Niño es solo una muestra de la crisis de salud que persiste en el departamento. 10 infantes están internados en pasillo: la mayoría en sillones, solo uno de ellos en silla de ruedas. Esperan camas en medicina interna.

En este hospital no se reflejan las últimas cifras que brindan las autoridades de salud, que indican que hay una desaceleración de casos de dengue, pues de hecho tienen más pacientes que antes.

El doctor, Marcelo Terán, parte del sindicato de médicos del hospital, indicó que solo anoche se atendieron 102 pacientes en emergencia, de los cuales 45 tuvieron que ser internados, los último diez en pasillo. Varios tienen síntomas de dengue.

Una pequeña de 10 años llegó anoche vomitando y escupiendo sangre. Sus síntomas hicieron sospechar de dengue y los médicos tuvieron que sacar a una niña de terapia intensiva y derivarla a cuidados intermedios para atender según su gravedad la nueva paciente.

Otra pequena de 7 años llegó ayer a las 10:00 con su madre, por tener fiebre y sangrado de encías, por la saturación la atendieron recién a las 16:00 de la tarde, tenía síntomas de dengue. "Tiene dolor de cuerpo, fiebre, sangrado de encías, pero no la pueden internar en una sala desde anoche" dice su madre, Carina Moreno.

Terán aseguró que en emergencia solo hay un pediatra por turno. 

Comentarios