Escucha esta nota aquí

Esta jornada la alcaldesa interina del municipio cruceño, Angélica Sosa, comunicó la ampliación de horarios de circulación. Desde este lunes se podrá circular toda la semana de 4:00 a 24:00. Además, se amplió la circulación para este fin de semana: será de 4:00 a 22:00. El horario permitido hasta el anterior fin de semana era hasta las 20:00. 

El área de gestión pública de salud de la Gobernación cruceña se pronunció ante las nuevas medidas. El secretario departamental de Salud, Joaquín Monasterio, calificó esta flexibilización como una irresponsabilidad.  

"Si bien de acuerdo a las normas que existen, la Alcaldía puede definir las medidas municipales, no se puede desconocer la situación epidemiológica que estamos viviendo. No se pueden asumir medidas a criterio personal o por presión de grupos... ", manifestó Monasterio. 

La autoridad departamental señaló que reconoce que no se puede aplicar en estos momentos cuarentena rígida por el rechazo de varios sectores (ante la crisis económica), pero remarcó que ampliar los periodos de circulación derivará en que la gente siga practicando actividades que generan aumento de contagios: las aglomeraciones, las fiestas y la atención de boliches de forma irregular. 

"Es lamentable que se tomen estas medidas en este momento", remarcó aún sorprendido por las determinaciones. 

Insistió que, desde su punto de vista médico y técnico, la situación que vive el departamento es "grave, trágica y tremendamente preocupante". 

Por tres días consecutivos (19, 20 y 21 de enero) solo el departamento cruceño superó los 1.000 nuevos contagios diarios. Del total, más del 50% son casos reportados en el municipio cruceño según el Servicio Departamental de Salud (Sedes). Por este ritmo de contagios, se prevé que en esta jornada se supere el acumulado de casos de julio del 2020, cuando fue el pico de la pandemia, con más de 14.000 casos. 

Horas antes a las declaraciones de Sosa, el director del Sedes, Marcelo Ríos indicó que es momento de asumir medidas más rígidas, pese al rechazo de algunos sectores, porque se necesita contener la curva de contagios. "Salud va seguir recomendando que nos preparemos para una cuarentena rígida conociendo a nuestra población", sostuvo a tiempo de indicar que lo mejor sería una cuarentena de al menos 21 días, que es el periodo de incubación del virus. 

Declaraciones de la alcaldesa cruceña

Pasado el mediodía, Sosa indicó que de acuerdo a un estudio de seroprevalencia, que aún no presentaron públicamente, el municipio tiene un "cierto respiro" porque se "tiene una baja tasa de letalidad" en el municipio, por lo que se decidió flexibilizar las medidas. Pese a que desde el 13 de enero el departamento de Santa Cruz no baja de la decena de fallecimientos por coronavirus, y la mayoría de estos son de la capital. 

Mientras anunciaba masificar las pruebas en febrero y comenzar la vacunación en marzo, señaló: "Queremos confiar en la población, en que las familias nos ayuden. Hoy, como lo dije desde el primero de enero, Santa Cruz no merece estar encerrada".

Entre las medidas anunciadas, indicó que también se flexibilizará el consumo de bebidas alcohólicas para "uso social, no para abusos ni para excesos".

Dos días antes, cuando llegó al aeropuerto Viru Viru y se le consultó sobre el aumento de casos en los reportes diarios Sosa respondió "querían encerrarnos el primero de diciembre, lo que tenemos que explicar a la población es que  (la Gobernación) va seguir subiendo sus cifras. Frente a una ineficiencia de la política departamental y nacional que no tenían pruebas, eran limitadas, etc. (en la primera ola), ahora va a subir la cantidad de personas contagiadas (porque ahora hay pruebas de antígenos), pero hay que ver la tasa de letalidad".

Sorprendió que la alcaldesa asegurara este viernes que las medidas asumidas en el municipio fueron consensuadas también con el gobernador cruceño, Rubén Costas. 

Esta semana distintos propietarios de negocios se pronunciaron para pedir que se flexibilice el horario porque estaban en riesgo de cierre o de despido de personal. Del otro lado, los médicos pidieron cuarentena rígida en el municipio. 

Aún se gestiona habilitar más terapias

Las terapias habilitadas en el departamento están saturadas, aunque hay más de 50 sin poder funcionar por falta de personal. 

Monasterio explicó que aún se está gestionando con el Gobierno nacional el uso de los remanentes del 2020 del Sistema Único de Salud (SUS), por lo que todavía no se concretó la contratación de personal que permita habilitar más terapias. 

Comentarios