Escucha esta nota aquí

La unión hace la fuerza. Eso es lo que intentan promover las autoridades cruceñas e instituciones para superar la crisis del coronavirus que afecta a los cruceños y hay predisposición de las instituciones de ser parte de esta cruzada.

Ayer sábado, el rector de la Universidad Franz Tamayo, Carlos Dabdoub, desde el programa ¡Qué Semana! de EL DEBER Radio hizo sugerencias  para seguir el ejemplo de Guayaquil (Ecuador) en la lucha contra el Covid-19, que mostró que la unión de Gobierno, instituciones y ciudadanos es clave para revertir la crisis.

Recordó en Guayaquil el sistema sanitario colapsó, no había medicamentos y el 40 por ciento de los trabajadores sanitarios estaba contagiado. Y es ahí donde surge, bajo el liderazgo de Jaime Nebot, la iniciativa de crear una Comisión Especial de Emergencia por coronavirus que aglutine a todas las instituciones de la sociedad civil. Empezaron a trabajar y, hoy por hoy, es escaso el número de muertos, hay camas disponibles (en los hospitales), hay medicamentos y una buena atención.

En Santa Cruz se va abriendo esta posibilidad. El gobernador Rubén Costas, anunció la noche del sábado que este lunes se realizará una reunión ampliada del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) con representantes de distintos sectores sociales, instituciones y autoridades de Gobierno para definir las medidas que serán adoptadas para contener los casos de coronavirus.

"La ministra de Salud y otros miembros del gabinete del Gobierno nacional estarán presentes en esta reunión. Santa Cruz necesita de una gran cruzada por la vida y salud de sus habitantes, donde los tres niveles de Estado, instituciones y empresas demos una respuesta conjunta y cohesionada a la población", indicó Costas.

La máxima autoridad departamental informó que en este encuentro de coordinación estarán presentes los ministros de Gobierno, Arturo Murillo, y el de Defensa, Fernando López. Además, está comprometida la presencia de la alcaldesa de la capital cruceña, Angélica Sosa, y el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo.

La alcaldesa Sosa indicó, al concluir la reunión del COED, que Santa Cruz es grande y necesita ser atendida; por eso, seguirán colaborando con todas las instancias nacionales y subnacionales, con todo el personal de salud, con todos los grupos de empresarios, con todos los sectores “porque si empujamos en una sola acción común y tiramos todos para el mismo lado saldremos adelante”.

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, también fue parte de esta reunión, dijo que tiene que primar la vida, y que está en los cruceños también el poner nuestro granito de arena para que en el tiempo más corto posible se pueda salir de esta crisis.

La Federación de Juntas Vecinales, que tuvo un rol importante en la lucha por la democracia en octubre-noviembre, también aguarda ser convocada, indicó el vicepresidente de esta organización  Walthy Egüez.

El dirigente indicó que lamentablemente las diferencias políticas afectan en la lucha contra el coronavirus, y eso perjudica que la ayuda no llegue al que realmente lo necesita. “Esperemos que tengan la apertura necesaria de trabajar con las instituciones, con la Federación de Juntas Vecinales y muchas otras enidades para salir adelante”.

Carlos Arrien, presidente de la Asociación de Comparsas Carnavaleras de Santa Cruz, indicó que están dispuestos a colaborar y solo aguardan la convocatoria. 

El dirigente de los comparseros dijo que siempre han estado atentos a las decisiones del Comité por la defensa de los intereses de los cruceños y en esta emergencia sanitaria la región está siendo fuertemente golpeada.

Arrien afirmó que ellos han estado colaborando y mencionó que una de esas ayudas fue la entrega de una cámara de desinfección al hospital de la Pampa de la Isla donde se atienden pacientes con Covid-19, como también ayudan en la entrega de alimentos.

Tras que se anunció la reunión de este lunes, Fernando Hurtado, presidente de la Cámara de Industria, Comercio y Servicios de Santa Cruz (Cainco), dijo que si son convocados, asistirán para aportar con todo lo que esté a su alcance.

Lo mismo que el dirigente del transporte cruceño, Aldo Terrazas, señaló que los representantes de su sector también asistirán. Y Moisés Salces, presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), sostuvo que esperan ser incluidos.

La Iglesia

Esta tarde la Iglesia cruceña también tocará el tema de salud y reflexionará sobre:  “Qué desafíos trae el coronavirus a la vida religiosas”. Esto será en una reunión que ha organizado la directiva de la Conferencia Boliviana de Religiosos, regional Santa Cruz, para este domingo 14 de junio de 15:00 a 17:00 horas, vía Zoom.

Guillermo Siles, presidente de la CBR, dijo que la idea es hacer una análisis coyuntural de lo que está pasando en nuestra realidad y cómo lo están viviendo los religiosos.

También conversarán sobre los desafíos que genera esta emergencia sanitaria y saldrán algunas propuestas que pondrán a consideración, como la de crear un banco de alimento o una especie de cooperativa para los más necesitados. “La idea es acercarnos más a la gente”, precisó.

El médico y expresidente cívico, Carlos Dabdoub, también planteó que la Iglesia católica podría convertirse en la mediadora y convocar a la concertación a todos los involucrados para encarar esta lucha. En ese sentido, el religioso indicó que la Iglesia puede jugar ese mismo rol, y dijo que ya ha estado trabajando de forma activa a  través de Cáritas. “Está apoyando en la reflexión y también en la salida del momento crítico”.

Siles dijo que entre las ideas que recogerán para sugerir a los pastores puede estar considerada esta posibilidad. “Somos parte de esta sociedad y tenemos que saber iluminar”, dijo.

Por su lado, el arzobispo Sergio Gualberti en su reflexión dominical dijo que “estamos llamados a anunciar, con entrega y desprendimiento, el Evangelio de la vida y de la salvación, en estos tiempos en los que enfuria (enfurece) la pandemia con sus consecuencias de muerte, dolor y penurias. Todos convocados a ser testigos del reino de Dios, a escuchar el grito de los pobres, que son los más indefensos ante este mal, a hacer gestos de amor y solidaridad, y a mantener viva la esperanza, cada cual de acuerdo a sus responsabilidades y posibilidades”.