Escucha esta nota aquí

Un total de 77.538 personas contagiadas y 4.888 fallecidas, es el impacto causado por el coronavirus en Santa Cruz, desde el 10 de marzo de 2020, fecha en que se reportó el primer caso de esta nueva enfermedad. 

Actualmente, el país está siendo afectado por una segunda ola de la enfermedad y, según el gerente de Epidemiología del Servicios Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado, Santa Cruz se mantiene en una etapa de franco ascenso de casos de Covid-19 como se demuestra con las cifras diarias de nuevos casos y decesos, por lo que descarta que se haya llegado a una meseta y se ralenticen los contagios.

“Lo que nos preocupa es la prevención de la población y  la atención en los centros de salud de los primeros niveles para no saturar los hospitales de tercer nivel”, explica Hurtado. Además, insiste en la declaratoria de la cuarentena rígida para cortar los contagios.

El Sedes continúa con la vacunación del personal de salud en los hospitales y clínicas que cuentan con Unidades de Terapia Intensiva. Hasta el momento se ha logrado inmunizar a 1.264 profesionales que trabajan en seis hospitales

Para hoy día corresponde la vacunación al personal del Sinec, de la Caja Bancaria y de la Caja de Caminos.

El Sedes prevé concluir hasta el lunes el proceso de vacunación de todo el personal de salud de primera línea. Para ello, Hurtado asegura que se ha “acelerado la cobertura” de inoculación en un acto de “responsabilidad”.

En estos momentos, desde el Sedes se quiere transmitir “certidumbre a la población” ya que se cuenta con “una de las mejores vacunas, de las más eficaces”, la Sputnik V. Además, destaca que la vacuna anticovid rusa “tiene una ventaja en nuestro medio y es que no necesita tanta refrigeración”.

Hasta el momento no se ha reportado “ninguna reacción adversa” entre los trabajadores inoculados. Hurtado resalta que “ha habido reacciones leves, como todas las vacunas producen”, pero con más de 1.200 colocaciones, “no se ha resentido nadie”.

Con los nuevos estudios presentados, la Sputnik V también será colocada a los grupos de riesgo, como las personas mayores o quienes tienen enfermedades base. La eficacia en estos casos no se ve alterada, de acuerdo a los informes conocidos en los últimos días.

Paro y cuarentena

Para Carlos Hurtado, la población debe ser más responsable en estos momentos de franco ascenso de los contagios. El cumplimiento de las medidas de autocuidado y bioseguridad debe complementarse con la reducción de la exposición en público. El médico sugiere no salir de casa si no es imprescindible.

Como autoridad, aclara que no apoya el paro de actividades, pero dice que el pedido del sector salud es legítima. “Estamos en un momento de saturación de hospitales”, recuerda Hurtado y añade que “este año, cada día ha muerto un médico y hay días en que se mueren tres trabajadores de salud”.

Hurtado dice que comprende el reclamo de los salubristas que ven en la cuarentena rígida una forma de detener los contagios. “Apoyamos las medidas técnicas porque no hay la responsabilidad local de tomar una decisión para que se controle la cadena de transmisión de la enfermedad”, puntualiza.

Además, asegura que “por responsabilidad social, por responsabilidad ciudadana, debemos interrumpir las actividades esta ciudad”. De esta forma se aliviará un sistema de salud que está muy afectado por la pandemia.

Comentarios