Escucha esta nota aquí

De 320.000 vacunas contra la gripe A H1N1 destinadas al área urbana de Santa Cruz, ya se utilizaron 312.012 dosis. Esto significa que quedan menos de 8.000 vacunas. Así lo ha informado Boris Chang, responsable del Programa de Influenza del Servicio Departamental de Salud (Sedes), dependiente de la Gobernación cruceña.

Esta escasez se confirma a dos días de la declaratoria de alerta roja departamental por las ocho muertes que se produjeron en la región, asociadas a este mal.

En una entrevista concedida a la red Unitel, Chang aseguró que la Gobernación está gestionando la adquisición de un nuevo lote de dosis para enfrentar la contingencia.

La Dirección Nacional de Epidemiología indicó que hoy enviaría al Sedes de Santa Cruz un lote de 10.000 vacunas para inmunizar y cubrir a los grupos de riesgo.

Hasta el momento, ya son 21 muertes a causa de la influenza las que ha reportado el sistema de salud pública nacional. De acuerdo con Chang, en Santa Cruz, entre los fallecidos se cuentan a personas de menos de 30 años aquejadas por otras "enfermedades base".

El responsable del Programa de Influenza ha ratificado el pedido de apoyo a la población para bloquear el contagio de la gripe.