Escucha esta nota aquí

Con la anunciada segunda ola de contagios por Covid-19 en puerta, las autoridades de salud del departamento de Santa Cruz activan la alerta y develan las necesidades que hay en el sistema sanitario para hacer frente a un rebrote del coronavirus en la capital y en las provincias. 

En la reunión sostenida el martes con autoridades del Ministerio de Salud, las autoridades sanitarias cruceñas mostraron la situación actual del coronavirus y también las necesidades que existen. Indicaron que la principal falencia es la falta de recursos económicos y de personal.  Santa Cruz reclama 1.500 ítems para fortalecer el Plan Estratégico trazado por el Gobierno central y que fue coordinado con los Sedes de los nueve departamentos del país.

El secretario de Salud del Gobierno departamental, Joaquín Monasterio, señaló que es importante que exista armonía entre las voluntades y esfuerzos de los niveles del Estado para afrontar esta situación en mejores condiciones. "Debe existir un soporte del Estado para la dotación de ítems y recursos humanos que complementen los esfuerzos del poder local y así ampliar la capacidad de atención en los establecimientos de salud", remarcó.

Y es que actualmente las falencias se detectan en los hospitales de segundo nivel, donde se incluye a las provincias, ya que estos centros trabajan al 50% de su capacidad instalada por la falta de personal, de acuerdo al reporte de Monasterio, situación que lleva a saturar los centros de salud de tercer nivel de la ciudad. A esto se suma la necesidad de insumos y apoyo logístico para blindar a la ciudadanía del rebrote.

El Plan Estratégico estatal está trazado en base a 9 pilares, entre los que se destaca el fortalecimiento del Sistema Único de Salud (SUS), de la Red de laboratorios para detección de SARS-CoV-2 y la comunicación, educación y participación comunitaria.

Además, Monasterio exhortó a la población a tomar parte de las medidas que se dictan para evitar más contagios. Pidió evitar el relajamiento de la medidas y no pensar que el rebrote es menos peligroso que la primera ola. "Es un error pensar que ya no hay peligro, no se debe dejar de usar las medidas de prevención que ya se conocen", enfatizó.

Por su parte, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Marcelo Ríos, lamentó que se haya identificado estas falencias en el plan estatal, donde también aparece la necesidad de recursos financieros para dar certezas a los planes en los departamentos y municipios, así como subrayó que cada región atraviesa una necesidad distinta y la manera de afrontar el rebrote también difiere entre un lugar y otro.

"Estamos en una situación de rebrote, el escenario se ha acelerado y agravado, y hay que ser responsables. Queremos que el Gobierno también lo sea dando respuesta a las solicitudes de las regiones, pero la población también debe acompañar las medidas de autocuidado", sostuvo Ríos

Comentarios