Escucha esta nota aquí

El silencio epidemiológico que se vive en Charagua ha llamado la atención a las autoridades del Servicio Departamental de Salud (Sedes). Hasta la fecha, dicha región registra 8 casos positivos de coronavirus, 7 de ellos permanecen activos, y un fallecimiento. 

El coordinador Covid 19 para provincias, dependiente del Sedes, Sergio Echazú, se desplazará al municipio charagueño para acompañar las actividades contra el coronavirus.

Echazú se reunirá con responsables municipales y personal técnico científico para “rearticular y reformular las medidas de control y vigilancia”, señaló el director del Sedes, Marcelo Ríos.

La labor de coordinación parte de la verificación en el municipio de Cordillera y la elaboración de un plan de contingencia. La ayuda ofrecida por la Gobernación involucra “dotación de insumos de bioseguridad y medicamentos para los casos sospechosos”.

Echazú manifestó la preocupación ante el silencio epidemiológico que se reporta desde la Red de Salud de Charagua. Según él, esta ausencia de casos puede deberse a “un buen trabajo local o a la falta de información adecuada”. Por ello, su trabajo consistirá en reforzar las acciones implementadas por el municipio con apoyo técnico y logístico al COEM.

Covid en provincias

La Red de Salud ofrece atención sanitaria a todos los municipios del departamento y coordina sus actividades con los COEM. Además de la organización de medidas para prevención de contagios, la Red de Salud se orienta la instalación de centros de aislamiento y aportan con insumos de bioseguridad y medicamentos.

Hasta el momento, el Sedes reporta que son 7 los municipios del departamento cruceño que no reportan casos positivos de coronavirus. En los restantes 49 municipios ya se han confirmado diversos casos. 

La preocupación expresada por las autoridades de salud remarca que “29 municipios mantienen un índice municipal de riesgo alto y 27 de riesgo medio”.

Echazú explicó que se han instalado 17 salas de aislamiento en los diferentes municipios, con 500 camas para la atención de pacientes leves o moderados. Observa una baja ocupación de los centros de aislamiento, pues apenas se ha alcanzado un 40% . Cree que el motivo puede ser el miedo de los contagiados a la internación.