Escucha esta nota aquí

Lento, pero a paso firme, el número de personas afectadas por el coronavirus va en incremento, un dato que preocupa a las autoridades de la salud del departamento que consideran que son varios los factores que han provocado un relajamiento en la población, aspecto que es aprovechado por el Covid-19.

Marcelo Ríos, director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), dependiente de la Gobernación de Santa Cruz, se mostró preocupado por el constante incremento de personas contagiadas y que esta situación, según su criterio, se potencia por la actual coyuntura social y política que atraviesa el país.

Ríos indicó que los controles de pruebas rápidas en los laboratorios autorizados de 350, en la primera semana de octubre subieron en la segunda semana del mismo mes a 600, un dato que para el médico es una muestra que hay una tendencia hacia el alta que recién se confirmará cuando los índices de ocupación hospitalaria aumenten.

“Esa será, aunque algo tarde, la mejor manera de saber que se está en el inicio de un rebrote que nosotros calculamos que se podía dar en octubre y el Gobierno considera que entre marzo y abril de 2021 como fechas posibles”, dijo Ríos.

A su vez, Carlos Hurtado, gerente de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes-Santa Cruz), explicó que se está en una transición epidemiológica, y que se está expectante de la evolución que haga la enfermedad a partir de un importante incremento en el número de pruebas rápidas que se están registrando en el departamento.

Para Hurtado no son buenas noticas las distintas manifestaciones, campañas y bloqueos en donde se concentran una importante cantidad de personas, situación calificada por Hurtado como irresponsables pone en riesgo al resto de la población y tira por la borda todo el trabajo realizado.

“Aquí debe primar el principal derecho que todo ser humano tiene que es el de la salud. Si seguimos así el rebrote se activará en cualquier momento”, observó Hurtado.

En cuanto al porcentaje de la letalidad Ríos sostuvo que el alto porcentaje es resultado de un subregistro que no permite tener una información precisa y transparente. 

Pues en los fallecimientos, precisó, se está tomando en cuenta los datos de coronavirus por pruebas PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) y la información clínica de los fallecidos, una situación que crea desfasaje en los datos finales.

Sobre el tema Hurtado remarcó que Santa Cruz es el único departamento que para medir la letalidad toma en cuenta estas dos variables lo que aumenta el porcentaje de la letalidad y que a pesar de ello según Hurtado sigue siendo bajo en comparación con otros países que tienen un 10, 12,15 y 16%.

El Municipio

En cuanto a la situación de los centros de saludo del municipio, Marisabel Vaca, directora de Salud del Gobierno Autónomo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, señaló, que luego de más de siete meses de pandemia, que la cantidad de contagios no se están reproduciendo con la velocidad de multiplicación con que lo hacía entre los meses de mayo y junio cuando el virus nos golpeó con más fuerza.

Para sostener su argumento Vaca destacó cinco puntos:

1. Los datos oficiales del Sedes hablan de una curva aplanada sostenida desde hace más de un mes.

2. En el rastrillaje sanitario de las brigadas médicas municipales, tanto en el que se realiza en casa por casa, en mercados y en espacios públicos, cada vez se consiguen menos casos con sintomatología Covid-19.

3. En el sistema de salud de primer y segundo nivel cada vez se reciben menos casos y de esos cada vez menos son remitidos al tercer nivel de salud.

4. Las cifras de óbitos en cementerios municipales ha bajado para el mes de octubre ya a casi la misma cantidad de fallecidos de 2019.

5. Los estudios de serovigilancia indicaban una gran cantidad de pacientes asintomáticos en los meses de agosto y septiembre.

Es decir, hay data firme para decir que en la actualidad no existe rebrote en Santa Cruz de la Sierra, no obstante, estamos muy lejos de derrotar al virus y más allá que estos indicadores nos den una calma momentánea no podemos bajar la guardia”, resaltó Vaca.

La funcionaria puntualizó que se puede determinar cuándo se dará el rebrote ni qué tan fuerte será, pero, aclaró que como país muy probablemente no seremos la excepción a lo que pase en el resto del mundo.

Ante este escenario Vaca recomendó que mantener los cuidados en este momento es la clave para posponer lo que se vendrá y que este sea menos duro que meses atrás.