Escucha esta nota aquí

El incremento de casos positivos de Covid-19 que se ha reportado los últimos días mantiene en alerta a las autoridades sanitarias. La reunión de emergencia sostenida por el COED ha planeado diversas medidas para frenar el inminente rebrote de la enfermedad. Entre las propuestas, se habla de la restricción de horarios e implementación de centros de recuperación para pacientes.

Desde el Gobierno Municipal, el director del COEM, Emiliano Cronenbold posterga la aprobación de las medidas hasta este viernes, cuando el ente municipal se reúna con los diversos sectores para explicar las nuevas determinaciones y que estas sean aplicadas por consenso.

El Gerente de la Unidad de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado, aclara que el COED “es la máxima instancia para la toma de decisiones de confinamiento o desconfinamiento”. Asegura que la Alcaldía planteó un tiempo para explicar a los sectores que esta decisión es fruto de “una decisión técnica para evitar a una situación catastrófica”.

Hurtado considera que es urgente asumir medidas para detener el rebrote de contagios por Covid-19 que se ha evidenciado los últimos días. Además de la reducción de los horarios permitidos para el tránsito, el Sedes ha solicitado que se implementen los centros de aislamiento y recuperación de pacientes con Covid-19.

“Solo dependiendo del cumplimiento de la población y con la reactivación de las salas de aislamiento vamos a evitar un impacto mayor” explica Hurtado.

También refiere que la labor del COED debe ser permanente para “evaluar progresivamente, de forma más dinámica, y trabajar de manera gradual las medidas de contención y atención sanitaria”.

Corresponsabilidad

El ex ministro de Salud, Aníbal Cruz, valora como acertada la idea de “asumir una cuarentena voluntaria para evitar los contagios en la Navidad”. Ratifica la propuesta planteada en el COED que apunta a una cuarentena de cinco días que suavice el repunte de contagios.

Para Hurtado, “la cuarentena responsable supone una decisión personal de autoaislarse previamente para no ser portador del virus al encuentro familiar”. Reitera que un 80% de la población puede superar la enfermedad de manera asintomática; pero, a pesar de ello, pueden ser transmisores de la enfermedad.

Cruz observa que “es grande el porcentaje de la población que hace vida normal y no cumple las medidas de bioseguridad” y alerta ante un exceso de confianza de la población que no concuerda con la etapa epidemiológica de rebrote que se vive.

Mejoramiento del sistema sanitario

Entre las propuestas sugeridas por el Sedes, Hurtado insiste en la importancia de “mejorar la capacidad instalada de camas de forma gradual”. Para ello, “no hay que pensar solo en terapia intensiva, hay que pensar en darle atención a la comunidad”.

Las acciones planteadas apuntan a la prevención, promoción y atención en primer nivel. De esta forma, los pacientes que se compliquen puedan acceder a las terapias intensivas.

Coordinación integral

A pesar de la confusión surgida sobre la aprobación o no de la restricción de los horarios, tanto Hurtado como Cronenbold consideran que la coordinación de acciones entre las dos instituciones es óptima. “Los nueve meses de pandemia hemos mantenido un trabajo coordinado que ha permitido atender las necesidades de manera urgente” destaca Hurtado.

Considera también que el apoyo de la Policía y el Ejército ha supuesto un gran aporte durante este tiempo.

Sin embargo, desde el Sedes consideran que hace falta una mejor comunicación con el Gobierno. “Demandamos una mayor coordinación con el Ministerio de Salud para que se empape de la realidad que vivimos en Santa Cruz, las deficiencias de ítems, las deficiencias de equipamiento e infraestructura que solo lo puede conocer el que trabaja en los servicios de salud en el día a día," subrayan.

Comentarios