Escucha esta nota aquí

La tercera oleada del Covid-19 ha comenzado en los departamentos del eje del país y las autoridades regionales proyectan que el golpe de la pandemia en Santa Cruz se sienta dentro de las próximas tres a seis semanas. Anticipan que su impacto dependerá del avance de la vacunación porque una interrupción pondría al departamento cruceño en el peor escenario, con terapias intensiva llenas, salas llenas y contagios fuera de control.

El gerente de Epidemiología de Servicio Departamental de Salud (Sedes), Carlos Hurtado, advirtió que la región cruceña se encuentra en estos momentos en plena escalada de casos y hay días en que las camas de terapia intensiva del sistema público llegan a coparse, pero en general todavía los centros hospitalarios tienen capacidad resolutiva y quedan espacios en el sector privado, que son el soporte del sistema público.

El epidemiólogo destaca que hasta la fecha más de 225.000 personas han sido vacunadas en la ciudad capital, que concentra la mayor de cantidad de casos, lo que de alguna forma ha amortiguado de alguna manera el golpe de la pandemia de coronavirus.

“Tenemos más de 225.999 vacunados en Santa Cruz de la Sierra que ya pueden contagiarse ni contagiar coronavirus. Entre ellos hay 95.000 adultos mayores”, indicó Hurtado.

Remarcó que se ha aplicado más del 90 por ciento de las dosis que hay en el departamento, porque el otro 10 por ciento está en las fronteras, donde se ha tenido problemas en el reporte por la inestabilidad del sistema de internet en estos lugares.

El gerente de Epidemiología agregó que, tal como se anticipó, se agotaron las vacunas de la primera dosis, lo que ha obligado a cerrar algunos de los puntos que estaban habilitados.

“Lamentablemente algunos puntos hemos cerrado porque hemos concluido la vacunación de la primera dosis”, indicó.

El viernes se abrió la jornada solo con 2.500 dosis de Sputnik V en los 25 puntos de vacunación.

No obstante, advirtió que si se interrumpe la vacunación y el plan no se abre a más grupos, en tres a seis semanas se tendría el peor de los escenarios, dentro de las proyecciones del Sedes.

“Haciendo las proyecciones, en tres semanas llegaríamos al pico y tendríamos el mayor escenario: variante nueva, terapias intensivas saturadas y contagios en explosión”, dijo Hurtado.

Si, por el contrario, se acelera la inmunización y a la par se aplican otras medidas de contención, el impacto sería menor en seis semanas. “El escenario menor se daría en las próximas seis semanas si seguimos vacunando, abriendo centros de aislamiento y haciendo búsqueda de contactos y rastrillaje en los barrios”, puntualizó Hurtado.

La autoridad sanitaria insiste en que hay que vacunar antes que la curva llegue a su pico, porque cuando esto ocurra la vacunación no tendrá los resultados esperados. “No se puede vacunar en el pico de la pandemia, en el golpe de una tercera oleada porque no servirá de nada, pues se vacunaría a personas que ya están contagiadas, el momento es ahora”, dijo Hurtado.

En La Paz, el Sedes declaró esta semana que el departamento está oficialmente en la tercera oleada del coronavirus y esperan que la vacunación, fortalecida con el plan piloto de inmunización, ayude frenar su impacto.

Ramiro Narváez, que hasta el lunes fungió como director departamental del Sedes, indicó que se ha notado un repunte de casos en las últimas tres semanas, lo que pone al departamento paceño en un tercera oleada.

En este sentido, pidió reforzar los servicios de terapia intensiva y el apoyo de la población, manteniendo el distanciamiento y las medidas de bioseguridad ya conocidas, pero muchas veces no se cumplen.

Cochabamba es otro departamento que ya está en la tercera oleada y ha activado su sistema de alerta para adoptar medidas de contención.

En la mirada del ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes) de La Paz, Fernando Romero, considerando la situación epidemiológica, el país está a tiempo agilizar la vacunación para que el pico encuentre a los grupos más vulnerables protegidos, ya que eso evitará la saturación de los hospitales y las muertes.

Sin embargo, hace notar que hasta el 30 de marzo apenas se había alcanzado al 5% de la población vacunable de todo el país, lo que no deja de preocupar al sector. “Lamentablemente, el avance del plan de vacunación ha sido lento y ahora estamos tropezando con la falta de vacunas. Deberíamos agilizar la inmunización, pues esa es la forma de contener el golpe de la tercera oleada. Hasta la fecha no se ha llegado ni al 10% de la población vacunable y solo se ha llegado a dos grupos (personal de salud y personas de la tercera)”, dijo Romero.

El dirigente del Sirmes indicó que el Hospital de Clínicas ya registró un brote entre el personal de salud, ocasionado porque se recibieron pacientes sin sintomatología y que, sumado a otros contagios en otros hospitales, ya son más 50 profesionales de salud que han resultados afectados del Covid-19.

Asegura que afortunadamente todos ya estaban vacunados, por lo que presentaron síntomas leves de la enfermedad, lo que demuestra que la dosis es importante en la contención de la pandemia porque evita que los afectados desarrollen formas graves.

Por su parte, el exministro de Salud, Aníbal Cruz, también ve una lentitud de la inmunización contra el coronavirus y asegura que la “campaña de vacunación debió ser reforzada como un elemento paliativo”, pero hasta ahora el país está entre los países de la región con menor cobertura.

Tercera oleada

El Ministerio de Salud confirmó esta semana el inicio de la tercera ola de contagios con Covid-19 al menos en el eje troncal del país, donde se registra un incremento sostenido de casos en las últimas jornadas.

Sí, se ha iniciado la tercera ola, estamos en ascenso de casos en el eje troncal, está en una etapa estacionaria tanto Beni como Pando y los otros departamentos que están incrementando sus casos”, dijo la viceministra de Salud, Alejandra Hidalgo.

Agregó que ya se han aplicado medidas de contención necesarias. “Se están realizando todas las medidas de contingencia, proporcionando medicamentos, los implementos de bioseguridad, se ha mantenido los contratos del recurso humano para que puedan atender, también en las redes de salud para el tamizaje y la realización de las pruebas”, aseguró la viceministra.

La espera de la segunda dosis

El gerente de Epidemiología de Santa Cruz remarcó que los que recibieron la primera dosis de la vacuna rusa Sputnik V deben esperar 90 días.

Explicó que esto se debe a que hay estudios que han demostrado científicamente de que la vacuna, mientras más margen tiene en la aplicación de la primera a la segunda dosis, puede mejorar los anticuerpos y la respuesta inmune de la persona que la recibe.

Indicó que el Gobierno tampoco ha recibido las segundas dosis para comenzar a aplicar.

En lo que refiere a las vacunas Sinopharm, Pfizer y AstraZeneca, dijo que están garantizadas la colocación de las segundas dosis. En lo que refiere a las dos primeras deben acudir las personas después de 21 días. “Hemos sido responsables de que nos lleguen las vacunas para aplicar la primera dosis y guardar para la segunda”.

En el caso de la Sputnik V no se puede hacer esa situación, porque son dos vacunas diferentes, por eso es que no se pudo garantizar la primera y la segunda dosis.

Las autoridades indicaron que desde este viernes se está impulsando solo la colocación de las segundas dosis hasta que lleguen más vacunas. “Exigimos una vez más al Gobierno, le reiteramos que esto es un compromiso con la población, que solamente cumpliendo responsablemente con la vacunación y que la adopten como una política de salud, recién de esa forma vamos a poder darle certidumbre a nuestros adultos mayores y luego a la población en general”, dijo Hurtado.

Las autoridades del Gobierno anunciaron la llegada de más de un millón de vacunas Sinopharm hasta el próximo fin de semana, que serán distribuidas a los nueve departamentos siguiendo los criterios de población y de la situación epidemiológica.

Los empresarios

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) pidió al Gobierno autorizar la importación libre de las vacunas contra el Covid-19 para acelerar el proceso de inmunización de la ciudadanía. El presidente de los empresarios, Luis Fernando Barbery, recordó que hay cinco países en la región cuyos gobiernos ya autorizaron la importación de las vacunas.

“Hay cinco países en Latinoamérica donde sus gobiernos han autorizado al sector privado a importar vacunas y participar activamente del proceso de inmunización. Nos indicaron que haciendo todos los esfuerzos de lo que se ha propuesto hasta ahora podríamos agregar 300 mil vacunados por mes; eso todavía es muy insuficiente para las necesidades que tenemos de vacunación en el país”, dijo Barbery.


Comentarios