Escucha esta nota aquí

La Resolución Ministerial 001/2021, que define las normas generales para la presente gestión de académica y administrativa de la formación técnica, tecnológica, lingüística y artística, elaborada por el Ministerio de Educación, establece las condiciones con las que contarán los institutos técnicos para afrontar las clases virtuales en la presente gestión.

En el artículo 16 se ha definido que las modalidades que se aplicarán serán presencial, semipresencial y a distancia, mientras que en el artículo 25 se señala que los institutos técnicos y tecnológicos coordinarán con las entidades territoriales autónomas que correspondan la implementación de medidas y protocolos de bioseguridad para el desarrollo de las actividades académicas.

Para el educador Álvaro Puente es importante que se establezcan medidas de bioseguridad para el sistema semipresencial, pero critica que se deje a los establecimientos educativos la responsabilidad de elaborar planes de contingencia con el fin de evitar la propagación de la Covid-19.  Puente considera que esa tarea debe corresponder a las autoridades.

Asimismo, considera que el retorno a clases en la modalidad a distancia no garantiza que la enseñanza se realice de la mejor manera, porque el Gobierno no se ha preocupado de dotar de la tecnología necesaria para tal fin, tanto a los docentes como a los alumnos, especialmente de los institutos de carácter fiscal y de convenio.

No se han puesto en marcha los proyectos para las clases impartidas por radio y televisión, con horarios fijos y clases elaboradas durante todo año, que permitan a los estudiantes que no tienen acceso a internet continuar con el aprendizaje. Esto vendría a suplir la falta de capacitación de los docentes y la falta de acceso tecnológico de los alumnos”, asegura Puente.

El pedagogo afirma que este primer periodo de clases será una tortura para los alumnos porque las interrogantes que surgieron el año pasado, cuando se clausuró el calendario escolar y académico en agosto, continúan.

“Será tedioso para los alumnos y los docentes continuarán lidiando con una tecnología que no dominan, va a crear mucho rechazo”, añade.

Cada institución tendrá su plataforma para desarrollar planes y programas de estudio, que deben apegarse al Ministerio de Educación. Vale recordar que las clases se inician el 1 de febrero.

Comentarios