Escucha esta nota aquí

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, se refirió a supuestas denuncias que le habrían hecho llegar algunos médicos que dicen estar obligados a participar de las medidas de presión que realiza el sector.

Según la autoridad, aquellos galenos que no participen, se exponen a ser sancionados por el Colegio Médico departamental al que pertencen, algo que considera no está bien, pues la decisión de estar en las movilizaciones debe ser individual.

Montaño se refirió a estas supuestas presiones luego de que la tarde de ayer, en Santa Cruz, un grupo de médicos que realizaba un bloqueo en la ruta al norte, fuera gasificado por la Policía; en la refriega resultaron afectados nueve profesionales en salud.

Dentro de la protesta se pedía la institucionalización de los cargos médicos; la abrogación de la Ley 1189 de Prioridad de la CNS; el cumplimiento de la Ley 3131 y su inclusión en la Ley General del Trabajo y el fortalecimiento del Sistema Nacional de Salud.

A esto se sumó un nuevo pedido que es la renuncia de la ministra Gabriela Montaño a quien consideran que no ha tenido la capacidad para resolver el problema que hay en el sector y que ha motivado un paro que ya lleva 52 días.

Profesional recibió nueve impactos

Marcelo Cuéllar, director del hospital San Juan de Dios, informó que Maria Elena Huanaco, uno de los nueve médicos heridos, es la que reviste mayor gravedad. Ella se encuentra en terapia intermedia.

La mujer recibió nueve impactos de balines en la región de la espalda, pierna y cuello, lo que puso en riesgo su salud y por lo que se hizo diversos estudios en la región del tórax ante una contusión pulmonar.

"Fue una acción brutal y cobarde, desde la espalda, ella es jefa de la Unidad de Hemodialisis del Hospital San Juan de Dios. Se le hará una evaluación con neumólogos para ver cómo está la parte pulmonar", informó.