Escucha esta nota aquí

A través de un comunicado, la prensa de Santa Cruz manifestó que se encuentra de luto por la muerte, en cuestión de dos semanas, de seis informadores, "en el marco de un panorama desolador en el que se han acabado las vacunas, existen largas colas por oxígeno, remedios escasos y terapias intensivas colapsadas por la tercera ola de la Covid-19".

Los fallecidos son Pablo Calucho, Alejandro Cupari, César Meneses, Víctor Vale, Mario Ibáñez y Bernardo Fer, según reportes de los familiares ante la Asociación de Periodistas de Santa Cruz, a tiempo de denunciar que cuatro de ellos eran trabajadores de la Red ATB.

Trabajadores de ATB dijeron a EL DEBER que tienen seguro, pero que es insuficiente porque no les cubre los medicamentos, y que la situación es insostenible. 

De los fallecidos, según sus colegas, Víctor Vale no se vacunó debido a que el día que le tocaba estaba resfriado, mientras que Mario Ibáñez ya había recibido la primera dosis.

Entre los fallecidos hay personal de segunda línea, que no salía a la calle, pero que según la versión de los colegas, tenían contacto directo con los de primera línea. "Tal vez ahí nos contagiamos varios, o tal vez uno de los primeros fallecidos fue el que trajo la carga viral muy alta y esta se quedó en las instalaciones", compartió.

En Cochabamba falleció otra trabajadora de primera línea de la Red ATB, Johana Tapia, de 29 años. Con ella suman cinco las pérdidas en las filas de la red televisiva en el país.

El gerente de la red ATB, Luis Nemtala, dijo que "lastimosamente los recursos de la Caja son limitados" y que hacen lo que se puede.

La prensa sindicalizada

El presidente de la Asociación de Periodistas de Santa Cruz, Roberto Méndez, expresó sus condolencias a los familiares e hizo tres pedidos: El primero, dirigido a las autoridades nacionales y locales, para que reanuden la inmunización; el segundo, a los medios de comunicación, para que concedan permisos a sus trabajadores a fin de que reciban el inyectable; y tercero, a los propios informadores, que acudan a la universidad Udabol, una vez lleguen los vacunas.

"El avance de inoculación es muy lento para una lista de aproximadamente 500 afiliados que se envió al Ministerio de Salud y de Comunicación". Según Méndez, basado en diversos reportes, las seis bajas de los "soldados de la información" se suman a otras treinta durante la primera y segunda ola, y a unas 60 a nivel nacional.

Méndez aseguró que el personal de la prensa cruceña se ha unido en esta pandemia para declararse en emergencia, exigiendo la reanudación de la vacunación.






Comentarios