Escucha esta nota aquí

Ivón Córtez agradece a Dios el haber salido ilesa de la explosión que se produjo este viernes al mediodía en un local de venta de comida ubicado en el tercer anillo, entre las avenidas Busch y San Martín. Dice que, de otro modo, no solo ella, sino el niño al que cuida, hubieran corrido igual o peor suerte que las dos personas que terminaron heridas como consecuencia del incendio.

"Yo hacía mis quehaceres en el segundo piso (de la casa). Estaba con el niño, un bebé de dos años que es el hijo de mi jefa, cuando, de repente, sentí que el piso vibró y escuché un estruendo como una bomba". Así relata Ivón lo sucedido hoy en el local Cevichería y Mariscos, donde un incendio, a consecuencia de la fuga de gas, dejó a dos trabajadores con lesiones graves.

La niñera le cuenta EL DEBER que tras el impacto, lo primero que hizo fue correr a buscar al niño, que en ese momento gritaba y lloraba. Posteriormente, bajó las escaleras y a la primera persona que vio fue a la cocinera, estaba tendida en el piso en medio de vidrios rotos, mientras las llamas empezaban a devorar el local.

"Lo próximo que hice fue llamar a los Bomberos y lo mismo hizo la dueña con la Policía cuando llegó al lugar. Luego, vi a otro trabajador que estaba sentado llorando porque tenía las piernas quemadas”, recuerda Ivón a tiempo de agregar: "Esto parece un milagro porque yo tenía que salir a limpiar el corredor de afuera con el niño, imagínese si la explosión me encontraba en ese momento con el bebé”.

Fuga de gas

El responsable de la Policía de Bomberos, coronel Carlos Oporto, informó que un hombre y una mujer resultaron heridos, con quemaduras en varias partes del cuerpo, y que fueron trasladados a un centro de salud para recibir asistencia médica.

La explosión también causó daños materiales en la infraestructura de los ambientes. Las primeras investigaciones apuntan a que el fuego se originó a consecuencia de la fuga de gas de la garrafa, señaló el jefe de la Policía de Bomberos.

Peritos de Bomberos levantaron evidencias y sacaron la garrafa del lugar para completar las investigaciones.

Por su parte, Jim Nájera, de Emergencias Médicas, indicó que se pudo verificar que el ambiente estaba contaminado de gas y la explosión se produjo cuando alguna de las personas encendió el foco. “Solo con la activación para prender la luz hubo propició la explosión porque el gas estaba contaminando todo el ambiente. Cuando llegamos para auxiliar, las personas estaban heridas y fueron evacuadas a una clínica”, sostuvo.

Comentarios