Escucha esta nota aquí

Tras 36 días de caminata, la marcha indígena por el territorio llegó a la capital cruceña, hasta el noveno anillo, donde acamparán hasta mañana, cuando se prevé que partan hacia la plaza 24 de Septiembre. Los manifestantes están a la espera de que el Gobierno confirme que participará en un diálogo al que fue invitado, para hacerle conocer su agenda nacional que consta de 14 puntos.

El pasado 25 de agosto partió de Trinidad, Beni, la XI marcha indígena con destino a Santa Cruz. Anoche los originarios pernoctaron en la comunidad La Enconada y desde ahí, partieron esta madrugada a la plaza principal del municipio de Cotoca, donde participaron de una misa.


Esta tarde, los manifestantes fueron despedidos por Raúl Alvis, alcalde de Cotoca, quien pidió a las autoridades del Gobierno nacional entablar una mesa de diálogo para atender las demandas de los marchistas.

Por su parte, Marcial Fabricano, vocero del Parlamento de los pueblos originarios del Oriente, Amazonia y Chaco boliviano, agradeció a la población cotoqueña por su hospitalidad. Además, indicó que en su llegada a Santa Cruz de la Sierra instalarán el Parlamento compuesto por 34 naciones indígenas.

El líder indígena comentó que esta noche los manifestantes pernoctarán sobre la avenida Virgen de Cotoca, a la altura del noveno anillo, para recobrar fuerzas y partir mañana al centro de la ciudad, donde esperan reunirse con los cuatro poderes del Estado y veedores de organizaciones internacionales.

Fue Fabricano quien envió cartas al presidente del Estado, Luis Arce, y al vicepresidente, David Choquehuanca, para solicitar una reunión en Santa Cruz de la Sierra el jueves donde hacerle conocer su agenda nacional que consta de 14 puntos, entre los cuales reclaman sus derechos por los territorios avasallados.


La marcha indígena llegó esta tarde a Sata Cruz de la Sierra/Foto: Jorge Gutiérrez

“Las 34 naciones de pueblos indígenas de tierras bajas de Bolivia hemos llegado al límite con la destrucción de bosques, los incendios forestales, la invasión y avasallamiento en nuestros territorios y los proyectos extractivitas, que para unos es desarrollo, para nosotros es destrucción. Ya no hallamos con qué sustentarnos y sentimos que es el tiempo de cambiar las políticas extractivas y desarrollistas del país, que agudizan la extrema pobreza en nuestros pueblos y significa destrucción de la madre naturaleza; usted como indígena entiende que no se puede vivir destruyendo a la naturaleza y a otros seres vivos”, dice parte de la carta enviada a las máximas autoridades nacionales.

Abdón Justiniano, dirigente indígena, comentó este miércoles que el Gobierno no confirmó su presencia en Santa Cruz para entablar un diálogo, por lo que pidió atender las necesidades de los originarios, que buscan proteger la madre tierra y evitar la destrucción de la flora y fauna.



Comentarios