Escucha esta nota aquí

La alerta lanzada ayer miércoles por el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Erwin Viruez, destacaba la insuficiente cantidad de segundas dosis de la vacuna Sputnik V para completar el esquema de vacunación de la población. De manera urgente, se requieren 43.200 dosis para los adultos mayores que aguardan la segunda dosis, aunque solo han entregado 700 dosis a Santa Cruz.

El decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (UAGRM), Reinerio Vargas, relata el sentimiento encontrado que vive ante las personas, la mayoría adultos mayores, que buscan la segunda dosis de la vacuna rusa. "La gente viene con mucha esperanza, con muchas ganas", menciona, pero se vuelve sin completar el esquema de vacunación.

El centro de vacunación de la UAGRM continúa aplicando las primeras dosis de las diversas vacunas que dispone y también la segunda dosis de la vacuna Sinopharm. Vargas confirma que "se acabó la segunda dosis Sputnik V" y señala a a las autoridades de Gobierno como responsables en el retraso de la llegada de las dosis necesarias. 

El decano lamenta que se juegue "con la ilusión de quienes se vienen a vacunar" y asegura que carecen de respuestas satisfactorias que ofrecer "a las personas que esperan la segunda dosis". La ausencia de la vacuna afecta no solo al esquema de vacunación que debe proteger a las personas ante el Covid-19, sino que también abarca a la parte emotiva. "Se sienten incompletos", matiza Vargas.

El Sedes reclama al Gobierno 383.200 segundas dosis de la vacuna rusa y 14.650 de Astra Zeneca necesarias para completar la protección de casi 400.000 cruceños.

"La gente cree que los que no queremos vacunar somos nosotros, se molesta con nosotros", manifiesta Vargas preocupado por el malestar que demuestran ante la falta de las segundad dosis. El decano recuerda que la UAGRM cede el espacio físico y la infraestructura para viabilizar la campaña de vacunación,  pero la dotación de las dosis corresponde al Ejecutivo nacional, a través del Ministerio de Salud.

Desde horas de la mañana, la Universidad Privada Domingo Savio (UPDS), también señaló que ya no contaba con más segundas dosis de la Sputnik V. Autoridades de la Universidad y responsables del Centro de Salud Hamacas se disculpaban ante la población  por no poder completar la vacunación.

Vargas destaca el nivel de protección que ofrece la primera dosis de la vacuna rusa, superior al 70%. "La Sputnik V es una buena vacuna, lo triste es que le digan que hay una segunda vacuna y no la hay", alega el decano.


Comentarios