Escucha esta nota aquí

Desde el municipio de Roboré señalaron que la ausencia de viento, permitió que el pueblo viva una jornada tranquila; sin embargo, existe temor que en las próximas horas se reavive en caso que el viento vuelva con intensidad.

“A diferencia de días pasados, tenemos una jornada calma. Están 350 voluntarios descansando después de tanto correteo, pero dispuestos a salir ante cualquier emergencia”, sostuvo Iván Quezada, alcalde de Roboré. "Ojalá no vuelva la oleada de viento, es el mayor peligro que existe", indicó.

La autoridad señaló que la mañana de este viernes se registró fuego en la zona de Las Gavetitas; sin embargo, fue sofocado y el incendio que había en el arco y la meseta de Tucabaca ayer, también fue controlado. 

Según la autoridad, la emergencia este viernes se concentra en Taperas, comunidad que se encuentra en el límite entre San José de Chiquitos y el municipio de Roboré.

“Tengo entendido que el Supertanker trabajará esta jornada en ese sector”, aseguró.

También te puede interesar:

Comentarios