Escucha esta nota aquí

Un sobrevuelo de dos horas realizado en el municipio de Cabezas por la empresa Heliamérica evidenció, este miércoles, la magnitud del fuego que arrasa el bosque en esta región de la provincia Cordillera, de Santa Cruz. La vegetación arde muy cerca a la comunidad Moroco, que está próxima a Postrervalle (provincia Vallegrande).

Personal de esta compañía, que estuvo apagando incendios en otras zonas de este departamento, indicó que desde arriba se observa una gran cantidad de humo y fuego que avanza destruyendo el bosque seco.

Por lo difícil del acceso a esa zona desde este jueves operará un helicóptero con bambi bucket (bolsas para agua) con capacidad de 1.000 litros, ya que es la única manera de mitigar las llamas por lo difícil del acceso vía terrestre al lugar.

El alcalde de Cabezas, afirmó a EL DEBER, que son más de 50.000 hectáreas que el fuego ha destruido en este municipio hasta ahora. La aeronave de la compañía Heliamérica hará hasta 15 descargas de agua por hora. La empresa realizará esta labor de manera gratuita durante ocho horas. El sobrevuelo de este miércoles (dos horas) también fue sin costo alguno.

Santa Cruz, con 50 incendios forestales, es el departamento que más está sufriendo por la imprudencia de las personas. El fuego afecta a 21 municipios. Las regiones más críticas son San Ignacio de Velasco, Concepción y los Valles cruceños.