Escucha esta nota aquí

Con la cifra de infectados por Covid-19 en ascenso, en Santa Cruz se percibe una vieja herida en el sistema de salud. Pese a haber 15 laboratorios en el departamento para realizar pruebas PCR, solo dos procesaron las muestras este domingo 20 de diciembre. Podrían ser más, pero la falta de personal no da lugar a que la capacidad instalada dé certezas a la población respecto a la nueva crecida de contagios.

Así se percibe desde el sector público, desde donde denuncian que hay dejadez del Gobierno central para cubrir esta necesidad del departamento más grande de Bolivia y que es responsable de producir alimentos y mover la mayor parte del aparato productivo nacional.

Desde el Servicio Departamental de Salud (Sedes), el director Marcelo Ríos expuso que urge resolver el asunto de la falta de personal que trabaje los fines de semana y en las noches para procesar pruebas y para dar certezas a la población desde estos espacios de diagnóstico.

En días pasados, Ríos explicó a EL DEBER que el sistema de salud requiere de al menos 10.400 ítems para verse fortalecido y así responder a las necesidades de la población. Esta sería la causa de las falencias que hay en Santa Cruz y no así por una lentitud o mala atención de los profesionales que trabajan en el departamento.

A estoe se suma la denuncia del Colegio Médico de Santa Cruz. El presidente de la entidad, Wilfredo Anzoátegui, evidenció que entre octubre y diciembre, el departamento cruceño deja de contar con 1.200 profesionales de Salud, a quienes se les acaba el contrato, otra herida que se percibe en el sistema sanitario cruceño.

"Nos quedamos con lo que siempre hemos vivido y todavía peor porque hay una resolución ministerial que da permiso, con justa razón, a profesionales propensos a enfermarse, que son mayores de 65 o que tienen patologías de base. Eso disminuye el 30% de la cantidad de profesionales en salud", lamentó el dirigente.

Además, Anzoátegui advirtió que Santa Cruz empezó la segunda ola de contagios con 600 casos activos vigentes (a la fecha hay 2.892 activos en el departamento) y antes (10 de marzo) solo había uno (contagio) y era importado desde el extranjero.

El médico demandó al Gobierno dejar de lado los contratos eventuales y pidió que haya políticas acordes a la realidad del sector que trabaja en primera línea. "Un contrato temporal no nos sirve y no favorece a la seguridad del profesional", matizó, a tiempo de exponer que 67 médicos ya perdieron la vida a causa del virus.

En este sentido, tanto el Sedes como el Colegio Médico de Santa Cruz están a la espera del compromiso estatal para hacer frente a la emergencia sanitaria en Santa Cruz, que tiene en sus registros 47.803 contagios, 4.434 fallecidos y 2.892 casos activos, según datos de la Gobernación.

Comentarios