Escucha esta nota aquí

La alcaldesa interina de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, visitó este martes en la mañana a las brigadas médicas que atienen en los puntos de diagnóstico en el cambódromo. Con cierto tono de molestia, Sosa observó la falta pruebas de antígeno nasal que perjudica la atención a la población.

Desde el lunes se sintió una demora en la atención al público en los diversos puntos de Covid-19 instalados desde el pasado febrero en el Cambódromo. Los especialistas pedían a la población que sólo aquellas personas que tengan síntomas se realizaran las pruebas.

Esta mañana, la propia alcaldesa interina ratificó la situación. Solo cuentan con 600 pruebas para todo el día, cuando se requiere un promedio de 4.000 por día. 

Sosa manifestó que la demora en la entrega de las pruebas se debe a la solicitud, por parte del Sedes, de las pruebas de descargo sobre los insumos recibidos. Propuso, además, que recurrirá a un "ejército de colaboradores" para cumplir con los "9 pasos que reclama el sistema para acceder a las pruebas de antígeno nasal" y lamentó que este es "un país que todo lo llena de burocracia".

Eso sí, en todo momento ratificó su intención de continuar con la atención a la población "mientras siga siendo la alcaldesa". Y adelantó que a mediodía, ofrecerá una conferencia de prensa más detallada para mostrar los datos de las 132.000 pruebas que se han llevado a cabo en el Cambódromo y  están "debidamente registradas"

"Estoy reforzando con más de 100 funcionarios municipales para que llenen las fichas" y acceder a la recepción de los insumos. "A un médico le cuesta 10 minutos llenar cada ficha", aclara Sosa y recuerda que se han hecho más de 132.000 pruebas desde que se instalaron los puntos gratuitos de atención.

La autoridad municipal alertó sobre el incremento de casos positivos en los útlimos dos días. "Un 10% está dando positivo, tenemos que prevenir que avance la enfermedad", reiteró.

En concreto, Sosa apunta al Sedes y al Ministerio de Salud por la falta de insumos para proseguir con los diagnósticos. Sobre las autoridades nacionales de salud, reveló que "mantiene un sistema lento, obsoleto" para que los gobiernos municipales puedan realizar sus descargos y así recibir nuevas pruebas.

Se mostró más aguda para reclamar la actitud de Marcelo Ríos, director del Sedes, a quien apunta como el principal responsable de la falta de insumos. "Él sabe como funciona el sistema" indica Sosa. Cree que con voluntad, se podría haber superado este incidente, puesto que desde el Sedes entienden perfectamente las precariedades del sistema. "Ellos están viviendo lo mismo con las vacunas", alega.

Sin embargo, Marcelo Ríos reconoció que hay una merma considerable en el stock de las pruebas de antígenos y que ya se había realizado la solicitud al Ministerio de Salud.

Ríos calculó que a la Alcaldía, que asumió la aplicación de las pruebas, debe quedarle material solo para hoy y mañana. “El Gobierno Municipal ya no tiene, nosotros les hemos ido dando como 134.000 pruebas desde el principio, cerca del 12 de febrero, hasta el anterior fin de semana. Están casi en cero porque están haciendo como 3.000 pruebas diarias”, explicó.

Del mismo modo, Ríos dijo que, si bien el viceministro Terrazas anunció la reposición de antígenos al departamento cruceño, está sujeta a la presentación de descargos, un trámite que marcha con algunos tropiezos.

“El gran problema es que falta velocidad para reportarlos al Sistema de Vigilancia Epidemiológica (Sive). El Ministerio de Salud nos dijo que si no descargamos los antígenos, no nos darán más”, dijo.



Comentarios