Escucha esta nota aquí

La exalcaldesa de Santa Cruz de la Sierra, Angélica Sosa, reveló cómo pasó las fiestas de fin de año recluida en el penal de Palmasola, a través de una carta que hizo pública la agrupación Santa Cruz Para Todos en Facebook. 

Lejos de su familia y aislada del resto de los internos, Sosa dice que aprovechó el tiempo para rezar y dibujar "con un pensamiento distinto". En esta carta, se muestra más intimista y confiesa sus primeras impresiones al interior de la cárcel.

"Recé por esta cantidad de oportunistas autoridades, para que sean mejores personas", escribe en una parte de su carta. De las críticas que abundaban por sus anteriores escritos, en este da un giro "para que mi espíritu no se llene de rencor ni odio".

En los primeros renglones revela sus primeros días en Palmasola. "Ingresé primero a un cuarto pequeño de asistencia médica, me sorprendí pues habían muchas mujeres jóvenes, adultas y ancianas", detalla.

Efectivamente, sus primeros días en el penal los pasó en un área de aislamiento por el Covid-19. A pesar de coincidir estos primeros momentos con la tradicional celebración familiar de Navidad, Sosa asegura que "no me deprimí ni me sentí morir, lloré, por supuesto que sí".

Asegura que se refugió en la oración como forma de sobreponerse a la situación en el reclusorio. Acudió a "una capilla pequeña" para compartir un rato de conversación con el padre Mario.

"Mi espíritu se llenó de fuerza", asegura y cuenta que, durante ese momento en la capilla, buscó reconfortarse ante la compleja situación que atraviesa.

"Recé mucho y pedí a Dios porque ablande el corazón de estas perversas personas y también recé para que mi espíritu no se llene de rencor ni odio, que no se apague mi luz interior", escribió.

En esta nueva carta detalla, de manera puntual, a las diversas personas que tuvo presente durante sus oraciones: Sus familiares más cercanos pues "por primera vez no estaba con ellos", por la gente y los barrios pobres de la ciudad donde ofreció "con alegría lo mejor de mí", por Percy Fernández "para que viva una vida tranquila".

Las críticas o cuestionamientos también se entreveran con los deseos expresados en la carta. "Recé por la falta de justicia, la falta de buenas autoridades (...), recé para que los oportunistas políticos como Javier Cedeño, infiltrado de la UCS y sus socios, dejen de mentir y dejen de hacer daño", indica.

También revela algunos aspectos de su gestión al frente del municipio cruceño. "Recé para que el Covid - 19 en su cuarta ola no haga estragos" y alude al "descontrol de las autoridades actuales", encabezadas por Jhonny Fernández, a quienes desea "la capacidad de no dejar morir a la gente".

 "Recé mucho y dormí tranquila, y duermo tranquila", escribió.

Como ocurre en los anteriores comunicados, no escatima adjetivos para atacar al actual alcalde ucesista, a quien culpa por su encarcelamiento. Según escribe Sosa, a Jhonny Fernández "no le interesó jamás, en los 13 meses que fui alcaldesa, la salud ni el Covid". 

También comentó sobre su encuentro reconfortante con monseñor Sergio Gualberti, arzobispo de Santa Cruz. "Me permitieron estar en la Eucaristía que celebró nuestro arzobispo, su presencia me llenó de más fuerza y seguí en oración para soportar estas penurias, aflicciones y momentos muy difíciles en mi vida".

Desde que dejó sus funciones públicas, Sosa se dedicó a la pintura. Ahora, en su reclusión, quiere dedicar tiempo para recrearse con el arte. "Pedí permiso, desde mi aislamiento, de poder pintar una puerta con rosas rojas y una pared con el árbol de la vida, y lo fui haciendo", asegura.

Antes de concluir su carta, indica que mira al futuro y valora "la oportunidad de ayudar a mujeres en peores condiciones, a mujeres que necesitan una mano amiga, a mujeres olvidadas". Una vez que salga de su aislamiento preventivo, asegura que tratará de asumir ese propósito.

También dice estar convencida de que es "una presa política del plan tiburón".

Por orden judicial, la exalcaldesa cumple 120 días de prisión preventiva en Palmasola. La comisión de fiscales que lleva adelante la investigación del caso ítems fantasmas consideró la existencia de evidencias inculpatorias en contra de Sosa y por eso solicitó su reclusión en el penal cruceño.

Comentarios