Escucha esta nota aquí

Se acerca el 7 de marzo y el ruido de las campañas aumenta. Las acusaciones cruzadas se intensifican en busca de ganar votos y, también, para restar votos a los candidatos con mayor intención de votos, según las últimas encuestas.

La figura de la alcaldesa interina, Angélica Sosa, ha sido una de las más apuntadas durante la cuarentena rígida. La disposición de la medida, sin consenso y los cambios a última hora sobre la apertura de mercados, han despertado los reclamos de los opositores. Según ellos, Sosa utiliza la Alcaldía para fortalecer su campaña.

La candidata oficialista de Santa Cruz Para Todos (SPT) no se queda callada y responde a los detractores. “Ninguno (de los concejales) quiso ser alcalde, esa es la realidad”, afirma. Y pide a los demás candidatos que muestren su plan de trabajo para superar la crisis sanitaria y económica.

Sosa justifica su actuar al frente de la Alcaldía, asegura que “está obedeciendo a un plan por Santa Cruz”. Además, reitera que desde esta posición, como alcaldesa interina, se debe a la ciudad, a la gente. “Yo estoy trabajando como alcaldesa de la ciudad, protegiendo la vida”, subraya.

Recordó que el Concejo Municipal la eligió tres veces como alcaldesa interina y que, entre los que validaron esa decisión se encuentra “uno de los candidatos, que es concejal” (en alusión a Jhonny Fernández).

Mientras habla con EL DEBER aprovecha para recordar algunos pilares de su programa de gestión, como la entrega en efectivo de 400 bolivianos a todas las madres con hijos en edad escolar. “Yo trabajo por las mujeres, por los pobres”, reitera Sosa.

Como manifestó en días pasados,  SPT resta credibilidad a las encuestas (en la encuesta de CiesMori para Unitel, Sosa aparece en tercer lugar). “Me siento ganadora”, dice y aclara que representa “el futuro con obras a pesar de la crisis que estamos atravesando”.

Vacunas

Uno de los aspectos más controversiales que ha enfrentado a Sosa con otros candidatos se centra en el uso de las vacunas como elemento de promoción. El más crítico ha sido Roly Aguilera, que en su momento planteó su propio plan de vacunación.

“La oferta más cercana son las vacunas británicas, llegarían a fin de mes y serían 500.000 dosis” adelantó la alcaldesa. Cada persona recibiría doble dosis.  

Sosa también puntualizó que 100.000 vacunas anticovid más, de origen chino, han sido comprometidas por el Gobierno central para la capital cruceña.

En la vacunación se priorizará a “las personas mayores de 65 años con enfermedades de base y a las personas que están en la primera línea de la lucha contra el coronavirus”, afirma la autoridad. Pide a la población registrarse en la aplicación que ha dispuesto la Alcaldía y así ordenar de manera dinámica la vacunación.

Lea también

Comentarios