Escucha esta nota aquí

Luis Fernando Flores Paniagua, imputado por feminicidio por victimar a su tía e intentar matar a su prima, fue favorecido por un tribunal con internación en un centro siquiátrico por posibles problemas mentales, hecho que generó la protesta en los familiares de las víctimas y un pedido clamoroso y de socorro por considerar que el hombre podrá salir libre y vengarse. 

Fue el 11 de junio de 2020, cuando la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) registró que Luis Fernando Flores atacó a puñaladas a su tía Lilia Gladys Flores Medina (45), que murió, y también hirió a su prima hermana Melissa Castro Flores (25), que de milagro salvó su vida.

Sucedió en la casa de la tía y madre de Melissa, en la calle Teniente Balcázar del Parque Urbano.

Según las pesquisas de la Felcv y de la Fiscalía, el hombre acosaba sexualmente a su prima Melissa y al ser descubierto decidió liquidarlas utilizando un cuchillo.

Fue detenido por los familiares y entregado a la Policía. En esa oportunidad, el director de la Felcv, José María Velasco, calificó el hecho de lamentable y aseguró que a Flores Paniagua le corresponderían 30 años por feminicidio, sin derecho a indulto, por considerar que cumplió su objetivo de matar a la madre y por fortuna su hija Melissa se salvó.

La defensa y los familiares de las víctimas quedaron sorprendidas cuando el Tribunal de Sentencia de los jueces Ana Cañizares, Sandra Villafuerte y Emerson Figueroa ordenó la internación del hombre en un centro siquiátrico tras valorar un dictamen pericial emitido por el médico siquiatra forense Marcelo Araníbar, que certificó que Luis Fernando Flores padece de un supuesto cuadro de esquizofrenia paranoide.

La valoración se realizó el 9 de abril y pasó al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

La abogada Angélica Zapata, que defiende a las víctimas, afirmó que con el fallo hay el riesgo de que se siente un precedente y todos los feminicidas salgan libres y se declaren enfermos mentales para no enfrentar procesos y de esa manera se impondrá la impunidad. 

Expresó que el tribunal avaló un informe en base a un peritaje incompleto del IDIF porque el forense solo se limitó a entrevistar al imputado, que presentó un supuesto informe siquiatra y sicológico realizado en Suiza.

La defensa cuestionó que ese informe solo fue enviado por correo sin orden judicial ni fiscal. Zapata dijo que el informe no tiene sustento médico, historia clínica ni recetas, el imputado no fue internado ni se le hizo un seguimiento.

“Si sale, me va a matar”

Durante la audiencia, la sobreviviente Melissa al escuchar el fallo de internación del imputado por feminicidio que mató a su madre se pronunció. Expresó: “Señor juez, quiere decir que se va a escapar y me va a matar. Va a escaparse, tiene la facilidad, él no está loco y su mamá y su papá saben que no está loco, él solo está fingiendo. Si me llega a pasar algo, que quede constancia y ustedes van a ser culpables”. 

Melissa lloró al recordar ese día fatídico cuando su madre fue apuñalada y luego ella por su primo Luis Fernando Flores. “Fernando no está loco, él incluso compitió en boxeo”, dijo. Melissa reveló que ese día estaban compartiendo una torta por el cumpleaños de su hermano menor y su madre Lilia Gladys Flores, y escucharon gritos.

Luego su primo atacó a su tía dejándola herida y también quedó herida Melissa.

Los mismos familiares detuvieron a Luis Fernando Flores cuando se daba a la fuga para entregarlo a la Policía. El imputado sigue en Palmasola porque la defensa de las víctimas apeló y el tribunal tendrá que fijar audiencia para definir su situación.

Según el dictamen forense emitido por el perito del IDIF Marcelo Araníbar Maldonado, médico siquiatra forense, Luis Fernando Flores, que vivió en Inglaterra y Suiza hasta sus 18 años, fue valorado por un medico sicólogo en Suiza, donde había sido diagnosticado con esquizofrenia paranoide. Sin embargo, desde junio de 2016 viajó por Brasil, Uruguay, Argentina y Ecuador, donde trabajó en bienes raíces. Luego llegó a nuestro país y vivía en la casa de su tía, a la que victimó, y su prima Melissa, y estaba estudiando Medicina y Derecho.



Comentarios