Escucha esta nota aquí

La cuarentena, además de mantener alerta a la población, ha despertado también la solidaridad ciudadana. Hay personas que se movilizan para ayudar a los que tienen más dificultades por la paralización de las actividades. 

Uno de los grupos que se moviliza es la plataforma Control Rotondas en Santa Cruz. 'Quitita' Roca, una de las integrantes, explicó que, además de ayudar en los controles de restricción de circulación, también están recolectando víveres para luego entregarlos a las personas de escasos recursos. 

"Hay hogares que no tienen alimentos, hay niños que nos necesitan. Tenemos el compromiso de llegar con ayuda", remarcó Roca. El número de referencia es 790-08897.

En Santa Cruz, un grupo de jóvenes también se organiza para ayudar al prójimo. Aunque ellos buscan recolectar materiales de protección personal, como barbijos, guantes de látex y trajes de plástico. 

Bajo el nombre de 'Médicos voluntarios SCZ', formaron un grupo de coordinación. Ya hay 126 personas que lo integran y aportan sugerencias para sumar más apoyo. El teléfono de contacto es 708-55260 (Édgar Zambrana).

En Beni también hay iniciativas

El padre Germán, de la parroquia Santa Ana de Yacuma, distribuye desde hace una semana víveres a las familias. Sus vídeos en la página de la parroquia entregando ayuda fueron compartidos cientos de veces en Facebook. 

El jueves,  Mister Pan, una pequeña panadería, donó 1.000 panes para que sean distribuidos especialmente entre los niños. 

"Yo hago un llamado a la solidaridad. Me traen víveres de todo tipo, hacemos bolsa común y me voy a las 5 de la madrugada a repartirlas casa por casa. Además, por la noche vuelvo a entregar víveres en otras zonas", expresó el sacerdote. 




Además el alcalde de Reyes, José Roca, entregó ayuda. En total, a título personal y de su familia, distribuyó 400 raciones de canasta familiar para las personas más vulnerables. 


Comentarios