Escucha esta nota aquí

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Santa Cruz, Marcelo Ríos, informó que la Asamblea Legislativa Departamental (ALD) aprobó 26,8 millones de bolivianos, que serán destinados a la atención de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Los fondos provienen una modificación presupuestaria del sector salud, que permite la inscripción de saldos de caja y bancos al 31 de diciembre de 2020, en favor de los hospitales de tercer nivel.

Ríos manifestó que Bs 18 millones serán utilizados para la contratación de recursos humanos y que el resto de la partida asignada se orientará a la compra de insumos y equipos, e implementación de otras acciones para combatir al Covid-19.

La contratación, anunciada como urgente, contempla a 699 profesionales y trabajadores de la salud que reforzarán el sistema de atención del coronavirus en los cinco hospitales del tercer nivel.

Los requerimientos que propone el Sedes contemplan 140 médicos, 271 licenciadas en enfermería, 132 auxiliares de enfermería, 29 bioquímicos, 12 fisioterapeutas y otros trabajadores más que complementarán las labores en farmacia, asistencia social, camilleros y choferes.

Con esto se pretende habilitar 72 camas de terapia intensiva en la capital, de 24 que funcionan en este momento por la falta de recursos humanos.

El Hospital Japonés será el principal beneficiado, con 386 contratos que permitirán la habilitación de los dos domos instalados, así como el apoyo a otras áreas, como emergencias y farmacia.

Al Hospital de la Mujer serán asignadas 56 personas, para la atención en Obstetricia y en el área de Neonatos.

Al Hospital de Niños Mario Ortiz serán direccionados 79 trabajadores, para recuperar la atención en las Unidades de Terapia Intensiva y las terapias medias.
El pabellón de terapia y aislamiento Covid-19 del Hospital San Juan de Dios recibirá a 84 profesionales.

Finalmente, los restantes 94 contratos recaerán en el Instituto Oncológico, lo que permitirá retomar la normalidad en diversos servicios que apenas contaban con atención, además de viabilizar el uso del domo Covid-19, montado en septiembre del año pasado, a punta de voluntariado y donaciones.
Durante semanas, la Gobernación reclamó la necesidad de contratar personal sanitario para habilitar los diversos servicios de atención instalados durante la primera ola.
Ríos aseguró que se acelerarán los procesos administrativos para la contratación de los 699 profesionales y reiteró que “es la única manera para contener (los contagios) y de que fucionen todas las terapias de la primera ola.

Señaló que la selección y distribución del personal “nació del requerimiento que hacen los directores médicos de los hospitales”.

Nuevamente, Ríos insistió en mantener la cuarentena rígida como una medida que frenará y detendrá los contagios de coronavirus.

Apeló al sentido común y al comportamiento como los principales componentes para cortar la cadena de contagios, pero además propuso a las autoridades un “efectivo control del cumplimiento de las medidas”, para que la población respete las normativas impuestas, sobre todo en mercados y trasporte público.

Ríos cree que todavía hay una parte de la sociedad que no acaba de entender la gravedad de este virus que muestra “factores agresivos” que “han duplicado la velocidad de contagio”.

Junto a la mutación del virus, Ríos también observó que “la gente se cuida menos”, y que por ese motivo “se reporta que las personas de 51 a 59 años, con patologías de base, se están enfermando más que en la primera ola”.

Refuerzan Controles

Con el Decreto Supremo (DS) 4452, del 13 de enero de este año, el Gobierno nacional anunció que los ciudadanos podrán denunciar los cobros excesivos en insumos médicos, atención en clínicas y laboratorios.

El viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, informó sobre la vigencia de este DS, que regula precios de tarifas médicas para la atención del coronavirus, y que ya está publicado en la Gaceta Oficial.

Según la autoridad, en los siguientes días, el viceministerio de Salud y la Agencia de Gobierno Electrónico y Tecnologías de Información y Comunicación (Agetic) lanzarán una aplicación para celulares, que permitirá verificar precios de los remedios, aprobados por la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnología en Salud (Agemed) y denunciar sobreprecios.

Comentarios