Los supuestos funcionarios estaban a bordo de un vehículo con placa 2477 GAY y con un arma de aire comprimido en su poder. "Si detuvieron a la gente del Plan 3000 por portar petardos, que los detengan a ellos por portar armas", dijo uno de los presentes

15 de agosto de 2022, 21:05 PM
15 de agosto de 2022, 21:05 PM

Mientras se lleva adelante la reunión técnica por el Censo de Población y Vivienda en las instalaciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en la capital cruceña, en las afueras del lugar hay un ambiente de tensión y susceptibilidad, que se avivó después de que un grupo de activistas detectara la presencia de supuestos funcionarios de la Policía a bordo de un vehículo y en poder de un arma.


Estas personas estaban adentro de un vehículo con placa 2477 GAY y tuvieron que ser retirados en una patrulla de la Policía, en medio de los reclamos de los activistas que pedían explicaciones sobre la identidad y la labor que estaban realizando.

En esta línea, el reporte policial señaló que son funcionarios de la Policía que están vestidos de civil y que el arma es de 'aire comprimido'.

"Es un arma de aire comprimido, ellos están realizando una labor policial, en pleno ejercicio de sus obligaciones y fueron trasladados a la Fuerza Espcial de Lucha contra el Crimen (Felcc) para corroborar y establecer si amerita una investigación", manifestó el responsable de seguridad de la Policía.

Entretanto, el malestar de los presentes fue evidente debido a que estos sujetos no lograron ser identificados y porque la Policía no actuó como lo hizo en los días de paro, cuando manifestantes del Plan 3000 fueron detenidos por portar petardos en una mochila.

Los activistas pincharon las llantas del vehículo en el que se encontraban los supuestos policías para evitar que sea trasladado a otra zona.

Ya desde la Felcc, el coronel Marco Cortez confirmó que se trata de funcionarios de Inteligencia del Comando Departamental de la Policía y que su trabajo es preventivo, por si se dan hechos de violencia, por lo que desvirtuó la denuncia de los activistas. No obstante, no se conoció la identidad de los policías y estos no dieron declaraciones.

El incidente no interrumpió la reunión que se lleva adelante entre autoridades de los tres niveles del Estado y la socialización y debate por el censo siguen su curso.

Lea también