Santa Cruz

BOLIVIA

Tamara: 'Pido a Dios un día de paz, sin que alguien me trate mal'

La activista respondió a las preguntas formuladas por los usuarios del Diario Mayor que participaron en nuestras redes sociales. Así fue la entrevista de casi una hora

El Deber 2/6/2016 07:05

Escucha esta nota aquí

"Lo único que siempre le pido a Dios es "ya basta", ya no quiero sufrir, no quiero llorar, mi almohada ya ha aguantado muchísimo, quiero tener una vida normal, le he pedido a Dios un día de paz, porque no hay cuándo alguien no me mire mal o no me trate mal y eso es horrible". Con esas palabras, la voz entrecortada y lágrimas en los ojos, Tamara Nuñez del Prado cerró la conversación al vivo que tuvo en el nuevo ciclo de #CharlasELDEBER, durante casi una hora. 

Tamara, que se declaró católica aunque dice no asistir a misa para evitar "desagravios", habló sin tapujos de su condición de lesbiana transexual y respondió una a una las preguntas de los lectores y seguidores de EL DEBER, que fueron enviadas a través de las cuentas Facebook y Twitter de este medio.

Como egresada de Derecho, Tamara aclaró paso a paso los alcances de la nueva Ley de Identidad de Género y descartó que esta norma incluya el tema de la adopción de hijos por parte de parejas del mismo sexo, porque el objetivo principal es que los transexuales y transgénero (no lesbianas ni gays) puedan obtener una cédula de identidad.

También ponderó la obligación del Estado de legislar para todos los sectores de la sociedad, entre ellos la comunidad LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales).

Habló de cinco tipos de orientación sexual o sexo, no solo mujer y hombre, lo cual se diferencia de la identidad de género, que -según dice- se construye desde la experiencia social y no de lo biológico. "El sexo síquico y hormonal es el que determina el sexo en el cerebro, independientemente a lo que el cromosómico y el "gonoidal" determinan en el cuerpo", argumentó, diferenciando lo que una persona siente al identificarse con un género, de lo que tiene físicamente en lo sexual.

"Siempre hemos existido, lo único que está haciendo esta ley es visibilizarnos. No queremos ni más ni menos que los demás, los que otros tienen como hombre y como mujer, yo también los quiero, porque soy tan boliviana como todos", justificó. 

Tamara aclaró que no está afiliada a ningún partido político y que conoce a muchos transexuales que son de la oposición, como la presidenta de Trebol de Cochabamba. "Yo no soy miembro del MAS, sí soy muy afín al proceso de cambio porque soy una persona guevarista, socialista, que viene de una familia revolucionaria, soy de izquierda", explicó.

Contó cómo un día le negaron la atención en la Caja Nacional de Salud, porque no podían justificar formalmente que Antonio Ernesto Nuñez del Prado -su nombre legal- sea atendido en el área de ginecología, pese a que ella tenía un sangrado.

Ante la pregunta de Javier Claros, de qué ve Tamara cuando se mira al espejo, nuestra invitada miró a la cámara del computador y dijo: "Esta pantalla es como el espejo en el que me veo todas las mañana, me maquillo, me peino, veo mis ojos y veo la esperanza de tener un día mejor. Yo me he construido como la mujer que yo quiero ser. Muchas mujeres en este sistema patriarcal y machista ni siquiera se han preguntado ¿qué es ser mujer? Ser mujer, para esta sociedad, es lo que el hombre desea sobre ella, pero yo me he construido como yo quiero".

Tamara Nuñez del Prado fue la primera invitada de este nuevo ciclo de  #CharlasELDEBER, un espacio democrático y abierto promovido por este medio de comunicación y que se transmite en directo por nuestra página oficial www.eldeber.com.bo con el propósito de profundizar temas de la actualidad y conocer a sus principales protagonistas.

La próxima semana estaremos con nuevos invitados sobre esta y otras temáticas de interés general.