Escucha esta nota aquí

Después de más de 100 días de suspensión del servicio de transporte público, taxis y micros se alistan para reiniciar sus labores este lunes 6 de julio en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, para lo cual deberán cumplir las normas de bioseguridad dispuestas por el Gobierno Municipal.

Este sábado decenas de taxis fueron inspeccionados por brigadas municipales a fin de verificar que cuenten con las medidas de bioseguridad para empezar a trabajar este lunes.

La verificación se llevó a cabo fuera de las oficinas de la Dirección de Tráfico y Vialidad, situada en inmediaciones del tercer anillo y la avenida San Aurelio.

Allí, decenas de taxis se enfilaron para ser revisados. Para tener el visto bueno de los inspectores, el vehículo debía contar con una mampara de plástico que separa los asientos delanteros de los traseros y tener plastificados los asientos.




Los taxis deben contar con medidas de protección./Foto: Fuad Landívar

Asimismo, debe haber un recipiente de alcohol en gel para los pasajeros. A su vez, el conductor debe vestir un mameluco de seguridad, barbijos y gafas, además de tener a mano su propio desinfectante de manos.

“Aquí nos revisan el vehículo que tengamos asiento forrado, alcohol en gel, el mameluco, las gafas y el barbijo para estar bien protegidos. Tengo todo lo que pidieron de seguridad y pasé la prueba, ahora solo queda empezar a trabajar”, dijo un taxista.

Al mediodía, la directora municipal de Transporte y Viabilidad, Lucy López, iba a dar un reporte a la prensa sobre la inspección, pero lo postergó a raíz de un caso personal de emergencia que tuvo que atender.

Empero, se supo que las inspecciones continuarán para garantizar que los usuarios y conductores viajen con el correspondiente distanciamiento y aislamiento, a fin de evitar el contagio del coronavirus.


Los taxistas hicieron fila para someterse a la inspección. /Foto: Fuad Landívar


Los micros a las calles

Unas 4.000 unidades de todas las líneas de microbuses de servicio urbano están listas para circular desde este lunes en la capital cruceña. Así lo informó Aldo Terrazas, máximo dirigente del transporte público cruceño, en el programa ¡Que Semana!, de EL DEBER Radio. 

El dirigente añadió que lo harán cumpliendo el protocolo acordado con la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

Las más de 100 líneas que operan en la capital cruceña cuentan, en total, con un parque automotor de 8.000 micros. Se considera que unos 7.000 salen a trabajar a diario en condiciones normales.

En esta etapa de la cuarentena más flexible, el horario de tránsito para los vehículos del sector privado como el público, será de 5:00 a 15:00 y saldrán a circular de forma intercalada, dependiendo de la terminación de su número de placa.

Por ejemplo, las placas pares saldrán los lunes, miércoles y viernes, mientras que las impares podrán salir los martes y jueves. En la segunda semana, el rol de salidas de los motorizados será al revés; es decir, los de placas impares lo harán los días lunes, miércoles y viernes, y las pares sólo los martes y jueves. 

Las autoridades dejaron sentado que sábados y domingos no habrá circulación de motorizados.

“Inicialmente, hubo un acuerdo de iniciar el 6 de julio con todo el transporte en pleno, pero después la Alcaldía decidió conforme a número de placas. Les explicamos que el transporte público no es lo mismo que el transporte particular. 

Operativamente nos será difícil salir a trabajar así, porque no tenemos, por decir, 25 micros con placas pares y otros 25 con placas impares”, manifestó Terrazas.

El dirigente, sin embargo, indicó que van a cumplir con el protocolo.






Bismarck Daza, otro de los dirigentes de los micreros, dijo que está todo listo para salir a las calles, pero indicó que las unidades saldrán gradualmente y que los fiscales de cada línea evaluarán si amerita aumentar la frecuencia de micros, de acuerdo con la demanda de pasajeros.

“Se respetará la salida por números de placas. Pero la próxima semana creo que se va a eliminar eso, porque no nos conviene económicamente trabajar dos o tres días”, expresó Daza.

Costo operativo de un micro

Los representantes de los transportistas habían anunciado que cobrarían Bs 3 por el pasaje para compensar la pérdida de pasajeros, puesto que la norma señala que durante esta emergencia sanitaria los buses solo pueden transportar pasajeros en el 60% de su capacidad. Empero, esa pretensión de subir al costo del pasaje fue descartada por el municipio.

A decir de Aldo Terrazas, un micro requiere de Bs 240 para operar a diario. Ese monto cubre el combustible, tarjeta de control de la administración de la línea, la desinfección del vehículo y los demás elementos de seguridad exigidos por las autoridades.

“El chofer tiene que recuperar esos Bs 240 y lo que sobre lo deberá dividir entre su ganancia y el monto que dará al dueño del micro. En situación normal manejamos 350 pasajeros por día; ahora calculo que no se manejará más de 220 pasajeros. Habrá crisis, aunque la Alcaldía ha hecho unas liberaciones de impuestos, eso nos va a permitir de alguna manera la sobrevivencia”, dijo Terrazas.

El lunes los transportistas empezarán sus recorridos con el 60% de la capacidad de los micros. Por ejemplo, los micros con asientos para 20 pasajeros (Toyota Coaster) podrán llevar a 12 personas, mientras que los de 27 asientos, un máximo de 15, y los de 28 podrán transportar a 16.

La inspección en las paradas

La Dirección de Tráfico y Vialidad realizará inspecciones en las paradas de las distintas líneas. En cada centro de operaciones debe haber una mochila fumigadora para desinfectar obligatoriamente con agua clorada los micros al cabo de cada vuelta; debe haber baños y lavamanos aseados para los conductores, y los administradores controlarán la temperatura corporal a los choferes con pistolas anti fiebre.

Los microbuses deben contar con una mampara de plástico que separe al chofer de los pasajeros, una protección entre los asientos para guardar la distancia entre los usuarios. El conductor llevará barbijo y contará con un recipiente para desinfectar las monedas a fin de dar cambio.